Decimos que no parece casual, ya que como se puede ver en el vídeo el chaval de su izquierda se ríe como si él no hubiese sido capaz de llevar a cabo la apuesta.

Parece lo típico que todos hemos hecho de pequeños (algunos seguimos con la matraca de mayores) a la famosa frase española "A que no hay huevos". El chaval los tuvo y parece que el de la izquierda se echó para atrás al final. La siguiente chica de la izquierda, conocía la apuesta y la sonrisa es con cara de "lo ha hecho el cabrón".

Se ha convertido en un mito el chaval. Está corriendo por las redes y muchos le han tomado, le hemos tomado, como el héroe de la final, muy por encima de los Parejo, Güedes y cía.

Un chaval que ha tomado posición ante los pitos al himno nacional, él solito, demostrando al resto del mundo que hay que tomar determinaciones ante los separatismos y este chaval, se va a llevar la del pulpo y tendrá que salir diciendo que estaba saludando a su prima hermana en el segundo anfiteatro, para que no le tengan que echar de España a él y su familia, pero hasta aquí, querido chaval has alegrado el fin de semana turbio y gris electoral a media España. Nada más que decir que ¡¡¡Olé tus huevos!!!