Previendo el triunfo de la izquierda en las próximas elecciones, que ha de gobernar con la imprescindible ayuda de los separatistas  enemigos de España,  antes de ser enviado a un campo de concentración por mi demostrada disidencia hacia el Gobierno -y teniendo en cuenta que mis frecuentes críticas a la derechita cobarde no me ayudarán a conseguir clemencia- me apresuro, por si acaso, a despedirme de mis lectores con unas letrillas satíricas que le dedico a Pedro Sánchez y que espero sean de su agrado (de ustedes, no de Pedro Sánchez).

 

¿Quién quiere desenterrar                           

lo que el polvo ya ha cubierto?                  

¿Quién por humillar a un muerto               

lo vino a resucitar?                                        

¿Quién a un héroe militar                           

quiere enviarlo al infierno?...                       

El que manda en el Gobierno.                        

 

¿Quién tiene por criminal

a un santo que fue guerrero

pero a Largo Caballero

lo tiene en un pedestal?

¿Quién a este genio del mal

le rinde homenaje eterno?...

El que manda en el Gobierno.

 

¿Quién es ese ser humano

que emulando a Lucifer

se ha propuesto someter

al Estado Vaticano

con un tridente en la mano

y en cada sien con un cuerno?...

El que manda en el Gobierno.

 

¿Quién con chantaje y engaño 

sedujo al Papa Francisco          

prometiéndole  del fisco          

librarle durante un año?           

¿Quién displicente y huraño

le habló en su lengua materna?...

El hombre que nos gobierna.   

 

¿Quién sufre de desmemoria     

como le ocurre a la Iglesia,      

que de un ataque de amnesia     

no honra a quien le dio gloria?  

¿Quién quiere cambiar la historia         

y en lograrlo se descuerna?...    

El hombre que nos gobierna.     

 

¿Quién aborrece las cruces            

y lo sagrado le irrita?                                                

¿Quién prepara dinamita

para que caigan de bruces?    

¿Y quién tiene menos luces            

que una pequeña linterna?...   

El hombre que nos gobierna.

 

¿Quién siente predilección

por magistrados y jueces

pues sus sentencias mil veces

le conceden la razón?

¿Quién llegada la ocasión

se las dicta en su cuaderno?...

El que manda en el Gobierno.

 

¿Quién no sufre ni se inmuta

mientras Cataluña arde

porque  se siente cobarde

de emplear la fuerza bruta?

¿Quién en su sillón disfruta                     

su pereza  sempiterna?...

El hombre que nos gobierna.

 

¿Quién cree que no pagamos

los impuestos que debemos

y si le apoya  Podemos

subirá todos los tramos?

¿Quién merece que le hagamos

lo que el Duce hizo a  su yerno?...

El que manda en el Gobierno.    

 

¿Quién su ansia de viajar

exhibe sin disimulo

porque tiene inquieto el culo

y con él se va a volar

pues yo le voy a impulsar

con un golpe de mi pierna?...

¡El hombre que nos gobierna!