Rafael Bardají es, seguramente, el responsable del renacimiento de VOX hace dos años, cuando ya todos los daban por muertos. Sus contactos en España y en el extranjero han sido claves para el éxito mediático y después político de la nueva versión de la derecha.
Por eso su posición es muy importante dentro del cuadro dirigente de un partido, VOX, que sin él quizá no existiría hoy.
Bien, pues este tipo, amén de reconocer lo obvio -que no tienen nada que ver con Falange- se permite deslizar la idea de que Falange pretende llevar al paredón a quienes piensan distinto.
Entendiendo que -por su alineamiento geoestratégico con quienes sí imponen sus intereses a base de bombas, torturas e invasiones militares- pueda haber expresado en realidad una confesión de parte, no puedo dejar de manifestar mi máximo desprecio por un tipo que escupe de esa manera sobre Falange Española.
Se suma de esta forma a la nómina de canallas del PP Verde, encabezada hasta ahora por Iván Espinosa de los Monteros, quien de forma muy miserable también aseguró que los asesinos etarras son como los que cantan el Cara al Sol.
Señores de VOX: luchen con todas sus fuerzas por suprimir el SMI, los convenios colectivos y las pensiones púbicas. Pongan todas sus energías en hacerse pasar por pro vida sin serlo. Felicítense por haber impulsado en Andalucía la Consejería de Familia(S).
Pero dejen de verter su estiércol sobre Falange Española.