El objetivo del partido es llevar a Cataluña el "espíritu de Vistalegre", según explicó este lunes el presidente de Vox, Santiago Abascal, en alusión al gran acto celebrado en Madrid en octubre del pasado año al que asistieron 15.000 personas y que supuso el despegue de la formación.

Abascal se enorgulleció este lunes de haber elegido Barcelona para este acto de precampaña --"en la tierra donde algunos piensan que no tenemos nada que decir"-- y aseguró no temer campañas de boicot como las que están sufriendo en algunos de sus actos en Cataluña.