Según ha publicado hoy El Independiente, el cardenal Pietro Parolin deja claro a la vicepresidenta que la Santa Sede "no quiere intervenir en una cuestión que está sujeta a la jurisdicción española" y le recuerda que será el Supremo quien tendrá que resolver.

encabezado-calvo

El Independiente desvela el contenido íntegro tanto de la carta enviada por el secretario de Estado del Vaticano.

En la carta, el número dos de la Santa Sede recuerda que la “controversia” está “sometida al Derecho y a la Justicia españoles”, después de que los descendientes de Franco interpusieran el pasado mes de noviembre un contencioso-administrativo ante el Tribunal Supremo y solicitaran la suspensión cautelar del acuerdo por el que el Consejo de Ministros acordó continuar el procedimiento administrativo que ha instruido. El Alto Tribunal rechazó entonces tal pretensión de los Franco con el argumento de que el Gobierno no había tomado una decisión final que hiciera irreversible el recurso de los familiares.

“Es distinto decir que la Iglesia no se opone a decir que apoya la exhumación”

La familia, el prior, la Fundación Nacional Francisco Franco y la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos tienen decidido solicitar al Supremo la suspensión cautelar de la ejecución de la exhumación hasta que el Alto Tribunal entre en el fondo y dicte sentencia. La hipotética decisión judicial de paralización del traslado podría adoptarse en abril, en vísperas del inicio de las elecciones generales en las que Pedro Sánchez aspira a mantenerse en La Moncloa.