Es tradición en la Noche de San Juan quemar nuestros malos recuerdos y nuestros deseos en las hogueras, pero hay quien ha aprovechado esta celebración para quemar fotografías del Rey Felipe.

Ha ocurrido en Fort Pienc, un barrio de Barcelona. Allí, miembros de la asociación independentista Òmnium Cultural y de una asociación vecinal han lanzado a las hogueras fotografías de Felipe VI, del juez del Tribunal Supremo Manuel Marchena y otros constitucionalistas.

Pero este no ha sido el único lugar donde se han lanzado a la hoguera fotografías de personajes públicos. En Estepona, un grupo de personas tenía todo listo para echar a las llamas un muñeco del líder de Vox, Santiago Abascal.