Todo parece que nos dirigimos nuevamente a un bloqueo institucional y que en ello basaran su campaña los peperos y ciudanitas, para asustar al electorado, con el voto útil para no votar VOX,pero es quizá en ese bloqueo donde más válido es VOX para desbloquear las cosas con sentido común y amor a España.

La encuesta de Sondaxe para La Voz muestra a dos partidos en progresión, PSOE y Vox, frente a otros dos en claro declive, PP y Unidos Podemos. 

Captura_de_pantalla_201-02-2_a_las_12177

El PP es el partido con menos fidelidad de voto, que en su mayoría huye hacia Vox. Su única esperanza es que sus electores son también los más indecisos, con lo cual tiene margen de recuperación. La irrupción de Vox trunca las expectativas de mejora de C’s, que se estanca, y Unidos Podemos se hunde por sus divisiones y el auge socialista.

El problema para Sánchez es que ni siquiera contaría con la opción alternativa que está lanzando en la precampaña, la de un acuerdo con Ciudadanos que rompiera así el cordón sanitario que le han impuesto los de Albert Rivera, que se han comprometido ya a no apoyarle ni a él ni a ningún candidato del PSOE alternativo. Incluso aunque Ciudadanos cambiara de opinión, como ya hizo Rivera en las anteriores elecciones con respecto a Rajoy, la suma de los escaños de socialistas y naranjas se quedaría en 156, lejos de la mayoría absoluta.