Hoy comienza el juicio por el asalto al centro cultural Blanquerna el 11 de septiembre de 2013. Esto no sería noticia si no fuese por las penas que solicita el Fiscal a las 15 personas que a partir de hoy se sentarán en el banquillo de la Audiencia Provincial de Madrid:15 años y 9 meses de prisión para 14 de los acusados y 16 años y 9 meses para quien es considerado el cabecilla del ataque, Jesús Fernando Fernández Gil.

 

El que no conozca el caso pensará que hay varios homicidios detrás de éste Juicio o miles de millones de euros defraudados a Hacienda como en el Caso Noós o casos de violaciones a mujeres y niños.

 

Pues no. Los hechos que se juzgan son éstos:

 

 

Por esto piden 17 años de cárcel.En lo que sí coinciden el Ministerio Público y las demás acusaciones es en apreciar la circunstancia agravante de cometer los hechos criminales por motivos ideológicos, algo que niegan en sus escritos de defensa los acusados. Éstos sostienen que ni se concertaron para acudir al centro cultural ubicado en la sede que tiene la Generalitat en Madrid ni hubo una motivación ideológica, sino que se trató de "un mero acto de protesta ante la alarmante realidad de la situación política española, que llevó meses más tarde a la conocida 'consulta o referéndum' de soberanía catalán ejecutado por los mismos que se han constituido en acusación".

 

Mi opinión es que el único delito que cometieron y por el que se les debe juzgar fue el de interrumpir un acto institucional ya que las faltas de lesiones y maltrato de obra tras la última reforma del Código han sido despenalizadas.  

 

17 años por esto y 8 años para la Infanta por ROBARNOS A TODOS LOS ESPAÑOLES usando su "sangre azúl" como carta de presentación a los incautos; 19 para el "Duque empalmado",4 años para el máximo responsable del "MADRID ARENA", 3 años para un tío que intentó electrocutar a su pareja y así podíamos seguir indagando en Internet.

 

El verdadero crimen del que se les acusa es el de pertenecer a algunas de las Falanges existentes y de adelantarse unos años al esperpento que el pasado 26 de Noviembre se generó en Cataluña y gritaron alto y claro y a la cara de los responsables del akelarre: "Cataluña es España".

 

Conozco a todos los acusados y se de su patriotismo y de la tranquilidad con la que afrontan este Juicio,pero también se que no es este el acto por el que ningún patriota querría pagar con la cárcel entre otras cosas porque no es justo.

 

Defender España de la afrenta separatista es libertad de expresión además de un derecho, un deber y un honor. No hay que olvidar que en la librería Blanquerna,se estaba produciendo un aquelarre separatista en plena capital de España, con la connivencia de todas las instituciones que se dicen españolas que en vez de juzgar de una vez a los que se saltan la ley y atentan contra nuestra patria, no han dudado en hacerlo contra los españoles que están dispuestos a defenderla hasta sus últimas consecuencias. Veremos a ver si las fiscalías actúan con esa contundencia en los próximos 18 meses en donde hay declarada una hoja de ruta, para que los que estaban en dicha librería y salieron de allí sin un arañazo, declaren el mayor atentado contra España desde 1934.