Se sigue compliendo el caso de Ábalos y cada día que pasa se vuelve más turbio. Por más que el gobierno lo quiera ocultar van saliendo a la luz nuevos detalles que complican mucho la credibilidad del gobierno de Sánchez.

Manuel Marchena, magistrado del Tribunal Supremo, decidirá si la querella contra José Luis Ábalos presentada por el Partido Laócrata es admitida o rechazada. La querella fue presentada ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo hace dos semanas y en ella, el Partido Laócrata, acusa a Manuel Marchena de un delito de prevaricación, tipificado en el artículo 404 del Código Penal.

 

La acusación también defiende que «Ábalos mintió porque no podía reconocer que había entrado en España, cuando la prohibición también es de entrada en espacio aéreo europeo», y recuerda que Delcy Rodríguez «transitó por territorio bajo la soberanía española al coger una avión comercial, vuelo de Qatar Airways con destino a Doha, el despegue se produjo de la T4 a las 08:20 horas. Sin cumplir la normativa sobre entrada y salida de los Extranjeros en España».

Por su parte la formación de Abascal también ha denunciado ante la Justicia la reunión de Ábalos con la número dos de Nicolás Maduro. Vox realizó una segunda ampliación de la denuncia al conocer que «un vigilante de seguridad» confirma que Delcy Rodríguez «introdujo carros con maletas» en España.