El Real Madrid ha dado un golpe de autoridad en su primer partido del año. Una buena inauguración de 2017 que deja patente las intenciones del conjunto blanco de cara a lo que resta de temporada. Y es que los de Zidane no quieren dejar pasar ni una sola competición, con el objetivo de superar los datos obtenidos en 2016: Champions League, Supercopa de Europa y el Mundialito de Clubes. Así, el primer damnificado ha sido el Sevilla en Copa del Rey, que cayó en la ida de octavos por 3-0 gracias a los tantos de James Rodríguez (10' y 44’ de penalti) y Varane (29')

 

El partido en el Bernabéu comenzó con un minuto de silencio por Gregorio Paunero, que falleció a los 100 años. El que fuera directivo del conjunto blanco durante casi tres décadas también formó parte de la Junta Directiva de Santiago Bernabéu y de Luis de Carlos y ocupó, entre otros, los cargos de vicepresidente y de contador. En su honor, los jugadores madridistas llevaron brazaletes negros. En el encuentro, los blancos superaron claramente a su rival, un Sevilla que falló muchas oportunidades. Los de Sampaoli pueden redimirse en la vuelta la semana que viene en el Sánchez Pizjuán, aunque si el Madrid mantiene su nivel les será difícil el pase a cuartos.

 

A destacar la victoria número 100 de Dani Carvajal con el Real Madrid. Un buen registro del lateral, teniendo en cuenta que es su cuarta temporada en el primer equipo y que ya ha disputado con él 140 partidos. Una centena de triunfos que le han permitido ganar 2 Champions League, 2 Mundiales de Clubes, 2 Supercopas de Europa y 1 Copa del Rey. El Real Madrid también se enfrentará al Sevilla la semana que viene en Liga.