La riojana Alicia V. Rubio es filóloga y profesora de educación física. Madre objetora a Educación para la Ciudadanía, es estudiosa de la ideología de género, conferenciante, tertuliana en programas de radio y televisión. Miembro de la Ejecutiva Nacional del partido VOX. Escritora de novelas y ensayos.

 

Fue muy perseguida por su libro “Cuando nos prohibieron ser mujeres…y os persiguieron por ser hombres”. Es buscadora de la verdad y defensora incansable de los derechos humanos fundamentales. En esta entrevista analiza la execrable perversión de la infancia del gobierno de Uxue Barkos en Navarra.

 

¿Cómo valora las aberraciones del gobierno de Navarra pervirtiendo la infancia desde la más temprana edad?

 

Pues como lo que es: una aberración y un experimento diversosexual que nadie ha podido demostrar que sea bueno para los menores. Al contrario, el más elemental sentido común dicta que es algo ideológico, carente de fundamento ético o científico. Una hipersexualización de los menores, una corrupción de menores estatalizada y legalizada.

 

Pero hay que entender que estas aberraciones no se le han ocurrido a Uxue Barcos y su ideológicamente desquiciado equipo. Esto proviene de la ONU, que en su “Guía para la educación sexual” amparada por la OMS, recomienda con mucha palabrería buenista que se enseñe a los menores a masturbarse desde los 5 años.

 

Si nos lo dicen hace años no lo hubiésemos podido creer, pero es real.

 

Si nos lo dicen hace años no nos pillan tan inoculados de ideología de género y hubiéramos presentado mucha más oposición. Hay que tener en cuenta que esta ideología corruptora y desquiciada se ha ido implantando mediante todas las técnicas de manipulación de masas, entre las que está la técnica de la gradualidad o “ventana de Overton” por la cual, y mediante unos imperceptibles movimientos de creación de opinión pública, se van aceptando progresivamente ideas que inicialmente hubieran sido rechazadas. Funciona como la tolerancia en las drogas y los venenos. Una dosis que inicialmente te hubiera matado, tras un proceso de “adaptación progresiva”, la aceptas sin reacción.

 

Esta sexualización de la niñez es ciertamente algo monstruoso.

 

Lo es, porque carece de una sola prueba empírica de que sea bueno y porque se está utilizando a nuestros menores como cobayas de un experimento aberrante que sólo beneficia a los que se lucran y a los pederastas.

 

Las secuelas psicológicas en el niño son notables.

 

Lógico: el menor debe ir asumiendo conocimientos y responsabilidades en función de su madurez. Y está intromisión en su conciencia, en su pudor, en sus valores y en su intimidad sólo puede generarle problemas de todo tipo.

_15125265_2f6c7406

Es un paso para en un futuro legalizar la pederastia, ¿qué pasos intermedios quieren seguir en este proceso perverso?

 

Ese es el objetivo final de este adoctrinamiento con los niños muy niños y que tiene seis líneas de acción que a veces parecen ir avanzando de forma separada, pero son parte de la misma estrategia y van a terminar confluyendo:

 

La primera es la despatologización de la pederastia. Ya se hizo. La APA (Asociación Americana de Psiquiatría) le cambió la categoría, y de patología lo transformó en opción sexual, una como cualquier otra. Por el escándalo que se organizó la volvieron a patologizar a espera de una nueva oportunidad con la sociedad más favorable, previa inoculación de más relativismo y manipulación. Y si algo es una opción sexual legítima, su legalización es el siguiente paso. De eso se están encargando los lobbies y grupos propederastia como Nambla que defienden esa legalización. Se fundamentan en que si un menor da su consentimiento no hay delito. Y ahí tenemos la segunda de las líneas de trabajo: la bajada de la edad del consentimiento del menor que ya ha dado su primer paso en Francia, medida que se terminará exportado al resto de los países.

 

Otra línea es el blanqueo social de la figura del pederasta mediante la manipulación emotiva: ya han salido artículos y charlas en las que el pederasta se presenta como una persona incomprendida por la sociedad a causa de su tendencia sexual, que sufre mucho por esa incomprensión y que ama a los niños. Y que “puede sublimar sus pulsiones si su tendencia se legaliza, ya que la ilegalización le provoca ansiedad”. También está en esta línea de manipulación emotiva una película de hace poco en la que un adolescente y una adulto se aman y que también aporta su grano de arena a la “normalización de esa realidad” mediante la ley de la graduación.

 

La cuarta acción es la aprobación por parte de la ONU de los derechos sexuales de los menores, derechos que los menores se dispondrán a ejercer gracias a esa hipersexualización en las aulas y desde muy niños que se impone por ley, quinta línea de acción de este programa. Finalmente, la sexta es el castigo para el que impida a esos menores ejercer su derechos sexuales: a los padres que se nieguen a ello se les retirará la patria potestad por vulnerar esos derechos reconocidos, línea de acción que ya se empieza a poner en marcha con el caso de los niños presuntamente transexuales a los que se les ofrecen bloqueadores de la pubertad y a cuyos padres, si se niegan a consentirlo, está ya legislado que pierdan esa patria potestad por oponerse al bien del menor y su derecho a elegir su sexo. Esto hace que la patria potestad comience a ser cuestionada, a que se acepte un criterio cada vez más laxo para aplicar esa medida y, obviamente, ampliarla a la vulneración de esos nuevos derechos sexuales que la ONU y diversas legislaciones marcan como beneficiosas recomendaciones, tan beneficiosas que merecen ser derechos.

 

La situación es terrible y la incredulidad ante semejante agenda, la dificultad en explicarlo, el buenismo con el que se vende y la gradualidad de su implantación hacen que no haya casi contestación social.

 

El proceso de la degeneración moral de la enseñanza sigue avanzando de la mano de estos lobbies, estas legislaciones y un montón de dinero público que ablanda conciencias y crea un colectivo capaz de todo por salvar sus lentejas.

images

El PSOE con sus planes educativos, como Educación para la Ciudadanía, ha sido nefasto, pero el PP no ha hecho nada por revertir la situación....

 

Hay que tener presente que esta ideología nefasta que se impone a la sociedad, y en especial a los menores mediante el adoctrinamiento, además de venderse como algo bueno y del engaño de su lenguaje orwelliano, supone dos cosas: un plus de bondad y modernidad al que lo acepta y un montón de dinero público para los que se impliquen en apoyar todas estas medidas. Y ese es el problema: también el PP tiene sus terminales clientelares en forma de asociaciones y sus lobbies internos recibiendo subvenciones. No ha movido ni un ápice las aberraciones legales del PSOE porque también se beneficia de ellas y, en el caso de las leyes discriminadoras de los lobbies LGBTI, ha avanzado la agenda y la entrada en las aulas de esta ideología.

 

¿Qué pueden hacer los padres para acabar con esta monstruosidad?

 

Preguntar en los colegios qué se va a impartir sobre este asunto, qué hay en los textos, qué colectivos van a ir a adoctrinar a las aulas y negarse apelando a su derecho constitucional que los hace principales actores de la educación ético-moral de sus hijos (para ello pueden utilizar el pin-parental). Crear grupos con otros padres y empezar a plantar cara a este totalitarismo nefasto. Hablar mucho con sus hijos, darles herramientas para defenderse del adoctrinamiento. Y, desde luego, no votar a los partidos que obtienen dinero y poder a cambio de nuestra libertad, nuestra igualdad y la conciencia e inocencia de nuestros hijos.

 

¿De que forma un partido como VOX contribuiría a combatir esta lacra?

 

Derogando todas estas leyes inconstitucionales que vulneran de forma evidente varios derechos humanos fundamentales y artículos de nuestra Carta Magna. Y cerrando el grifo de las subvenciones a los lobbies de género que son fuertes precisamente por nuestro propio dinero. Esto funciona, como en el caso del independentismo, de tal forma que estamos pagando la soga con la que nos ahorcan. Se acabó pagar esa soga.

 

¿Qué medidas concretas proponen en materia de enseñanza?

 

Centrarnos en la preparación académica del alumno y en la libertad educativa en relación a centros. Que haya una amplia oferta mediante la cual los padres vean reforzados y no cuestionados los valores en los que educan a sus hijos a través del ideario del centro.

thumbnail_20170905_190201_-_copia_2

¿Quiere añadir algo?

 

No debemos olvidar que estamos en una batalla cultural contra una ideología totalitaria que está utilizando las aulas como campo de batalla. Una ideología de corte marxista que usa la mentira, el adoctrinamiento de los menores, la persecución del disidente…y que provoca el enfrentamiento social como forma de pescar en aguas revueltas. Muchas gracias por todo.