Villacís ha pedido “respeto”, lamentando que existan personas que “piensan que todo vale y que no entienden el respeto como parte de su ideología ni de sus valores. También ha asegurado que esta pintada simboliza “una evidente señal de odio y machismo”. La concejal y portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid aduce, asimismo, que esta pintada en su casa refleja que ya no hay entornos seguros ni respeto para personas como ella, que entran en política a pesar de hacerlo “con muchas ganas, con total entrega y con firmeza en sus tus principios y valores”.

Algunas de las razones que han llevado a Begoña Villacís a denunciar a través de Twitter esta pintada en su casa son “denunciar que no todo vale y que se tiene que respetar a las personas normales que, aunque están dentro de la política, tienen familia” y defender “la democracia y la libertad”. Por ello, reclama que no debe subirse “el umbral del dolor y de la tolerancia” y ha agradecido los múltiples mensajes de respeto y solidaridad que ha recibido en las últimas horas.