El trabajo, los problemas de dinero, las obligaciones diarias y demás situaciones estresantes, pueden ser los grandes culpables de la ansiedad que estás padeciendo. En el mundo de hoy, son muchas las personas que buscan remedios naturales para controlar la ansiedad. También buscan las mejores alternativas para combatir sus síntomas

Ansiedad: ¿Cuándo? ¿Por qué?

Es bastante común que la gente de hoy se sienta ansiosa y nerviosa, pero eso no significa que sea bueno. Lo que sabemos con certeza es que muchas personas desarrollan este problema como consecuencia de la vida actual. Todo el mundo tiene más de un problema contra el cual lidiar, sin embargo, nos afectan de distintas maneras. Los síntomas más comunes de la ansiedad son:

  • Insomnio y problemas para dormir.
  • Aumento de la presión arterial.
  • Incremento de la frecuencia cardíaca y palpitaciones.
  • Tensión, irritabilidad y mal humor.
  • Incapacidad de concentrarse, tomar decisiones o mantener la calma.
  • Sensación de hormigueo en las extremidades, dificultad para respirar, mareos y temblores.

Es normal sentir ansiedad en los sucesos de la vida diaria. Por ejemplo, puede aparecer durante las entrevistas de trabajo, en una evaluación, ante la proximidad de la boda…

Respirar profundamente, hacer una siesta o meditar pueden ser muy buenas opciones para calmarse. Además, también puedes disfrutar de los beneficios de estos remedios caseros:

1. Té de bálsamo de limón

Esta infusión es muy eficaz para tratar la ansiedad y “calmarse” después de un día muy complicado. Recomendamos beberlo por la noche para dormir mejor.

Ingredientes

  • Un vaso de agua
  • 1 cucharada de jugo de limón

Instrucciones

  • Primero, pon el agua en una olla y calienta hasta que hierva.
  • A continuación, retira el agua del fuego y agrega el bálsamo de limón.
  • Deja reposar unos minutos, colar y beber.

2. Milenrama y té de espino

Estas dos hierbas son relajantes naturales y por lo general, sirven para calmar el sistema nervioso y combatir el insomnio

Ingredientes

  • Un vaso de agua
  • 1 cucharada de milenrama
  • 1 cucharada de flores de espino

3. Té de lúpulo

Este remedio casero es muy eficaz para las personas que sienten ansiedad y tienen problemas de indigestión. Se recomienda beber tres veces al día cuando aparecen los síntomas.

Ingredientes

  • 1/2 taza de agua
  • 1 cucharadita de flores de lúpulo

Instrucciones

  • Hervir el agua por 5 minutos y retirar del fuego.
  • Agregar las flores de lúpulo y reposar por 10 minutos.
  • Escurrir y beber cuando todavía está caliente.

4. Batido caliente de manzana

Este batido confiere todos los beneficios de las manzanas, pero al mismo tiempo, es reconfortante porque es una bebida caliente.

Ingredientes

  • 2 manzanas
  • 1/2 taza de agua
  • 1 pizca de sal

Instrucciones

  • Lavar, pelar y licuar las manzanas con el agua.
  • Verter en una olla y hervir durante 5 minutos.
  • Añadir sal.
  • Retirar del fuego y beber antes de que se enfríe.