Seguro que hay polémica, pero aplaudo a Marta Sánchez interpretando el himno nacional en un concierto. La letra, menos bella y ajustada que la de Pemán, es capaz de emocionar en la interpretación de la cantante que es la autora. Habla de una España grande, da gracias a Dios por nacer aquí, exalta los colores rojo y amarillo y no pide perdón por ser española. 
La van a llamar fascista.
Seguro que transmitiría lo mismo si hiciera una versión del Novio de la muerte.

Letra del himno de Marta Sánchez

Vuelvo a casa,

a mi amada tierra,

la que vio nacer mi corazón aquí.

Hoy te canto para decirte cuanto orgullo hay en mi,

por eso resistí.

Crece mi amor cada vez que me voy,

pero no olvides que sin ti no sé vivir...

Rojo, amarillo, colores que brillan en mi corazón

y no pido perdón.

Te amo España,

a Dios le doy las gracias

por nacer aquí, honrarte hasta el fin.

Como tu hija llevar ese honor.

Llenar cada rincón con tus rayos de sol...

Y si algún día no puedo volver,

guardadme un sitio para descansar al fin.