Antonio Banderas ve con asombro los acontecimientos que se están produciendo en torno a la figura de Franco. "Tengo la impresión de que en 1985 Franco llevaba más tiempo muerto que ahora. Es un tema muy extraño", lamenta. Cree que en España se produjeron acontecimientos muy duros que afectaron a mucha gente de ambos bandos. "El olvido no es una opción pero el perdón sí es algo que tengo encima de la mesa y es necesario para seguir viviendo y comunicándonos unos con otros".