Vox cree que la exclusión de su líder, Santiago Abascal, del debate que RTVE celebrará el 22 de abril no respeta los principios de "pluralismo, igualdad, proporcionalidad y neutralidad informativa" que debe seguir y por ello ha pedido a la Junta Electoral Central (JEC) que obligue a la corporación a incluirle.

Esta exclusión del debate es "contraria a derecho" y a la propia doctrina de la JEC, porque este partido sí logró en las últimas elecciones autonómicas andaluzas un número de votos superior al 5 por ciento, en concreto el 10,97 por ciento de los sufragios.

Vox es por tanto un grupo político "significativo" y debe ser incluido en el debate; además, solicita a la Junta Electoral Central que resuelva "con carácter urgente y preferente para que Abascal, o la persona que él designe, sea incluido en el debate junto a PP, PSOE, Unidas Podemos y Ciudadanos.