La degradación de la educación de España es un hecho y todos sabemos que con la extrema izquierda en el poder pintan bastos. Lo que es lamentable es que el PP haya contribuido a este proceso de degeneración votando a favor de leyes aberrantes como está sucediendo en tierras gallega sin que casi nadie ponga el grito en el cielo.

El consistorio de La Coruña fomenta en las escuelas publicas talleres de alto contenido sexual para corromper desde la tierna infancia a niños de 4 años. Uno de esos programas se titula «Cuentos para emocionar (educación afectivo-sexual para peques)». En la página de este programa se justifica la necesidad de la «educación afectiva, emocional y sexual» apelando, entre otras cosas, a «la vivencia del placer sexual». El caso es que este programa está enfocado a niños de 5º y 6º de educación infantil, es decir, niños de entre 4 y 5 años.

El PP votó a favor

Hace dos meses del PP de Galicia votó a favor de imponer educación sexual en centros escolares a los niños desde los 3 años, una propuesta del Grupo Común da Esquerda, que agrupa a varios partidos de extrema izquierda, entre ellos Podemos e Izquierda Unida. 

Se comunica que se darán los talleres en horario lectivo en los centros, y se establecen unos objetivos bien concretos: «Facilitar que el grupo vaya descubriendo las diferentes identidades sexuales y que estas no están determinadas por los caracteres corporales, sexuales, psicológicos o sociales, sino por la propia vivencia de sentirse niña o niño». Adoctrinamiento descarado para niños en la edad de la inocencia.