Alrededor de las 8.00 de la mañana se han producido dos explosiones en el aeropuerto internacional de Bruselas – Zaventem (Bélgica). Según se ha podido conocer por los medios de comunicación belgas podrían ser 13 los muertos que hay hasta el momento y decenas de heridos.

 

El Gobierno Belga ha activado, justo a los servicios de emergencia, un plan de evacuación. El principal objetivo es despejar las zonas afectadas, poner a salvo a los heridos y controlar las zonas de mayor riesgo.

 

Las causas de las explosiones aún se desconocen, pero no se descarta una acción terrorista. Según la agencia Belgia News, antes de las explosiones se han escuchado disparos y gritos que podrían ser en árabe. Ante dichas declaraciones, las autoridades están investigando si el caso podría ser un atentado terrorista o suicida. Tras los atentados de París, el país se encontraba en un nivel 4 de alerta antiterrorista, lo que indicaba una amenaza posible a un alto nivel.

 

Por no sólo han sido las dos explosiones del europuesto. Hora y media más tarde se producía otra explosión en el barrio de Maelbeek, conocido como el Barrio Europeo, por ser donde se encuentra la comisión Europea y las sedes de todas las instituciones. En dicha explosión podría haber varios heridos y al menos 10 muertos.

 

A raíz de estas tercera explosión se han cerrado los servicios de transporte público de la ciudad. Primeramente el Metro, seguido de autobuses y tranvía. También se ha cerrado el Aeropuerto. AENA incluso ha declarado que se han suspendido todos los vuelos a Bruselas procedentes de otros destinos. El primer ministro, Charles Michel, ha pedido a la ciudadanía que "evite cualquier desplazamiento" como medida de precaución.

 

Recordar un dato importante, y es que la semana pasada fue arrestado en el barrio de Molenbeek, el terrorista yihadista Salah Abdeslam, responsable de los atentados de 13 de noviembre en París, tras cuatro meses de huída.

 

 

Tras lo ocurrido hoy en Bélgica, varios países europeos han reforzado las medidas de seguridad en los aeropuertos y zonas de mayor riesgo.