Así lo han hecho saber en el siguiente comunicado:

La Plataforma Patriótica Millán Astray y la familia legionaria que la apoya han decidido trasladar a la opinión pública española su firme oposición a que se use indebidamente el Himno “El Novio de la Muerte” en actos políticos. Esta Plataforma lleva observando con honda preocupación que desde la campaña electoral a las Elecciones Andaluzas se hace un uso sistemático de dicho Himno que, como todo lo relativo a La Legión, no es patrimonio de ninguna fuerza política, sino que pertenece a España y al conjunto de la Sociedad Española.

 

Es por ello que, ante lo infructuoso de nuestras reiteradas aproximaciones, interpelaciones y apercibimientos en este sentido, nos vemos obligados a dar este salto a la opinión pública, para que reconsideren su posición, con el señalamiento de que en el caso de que dicho uso indebido se vuelva a producir una sola vez más, esta Plataforma se verá obligada a acudir a la Junta Electoral Central para que así lo dictamine forzosamente, que lo hará.

 

En este sentido manifestamos nuestro rotundo apoyo a la Congregación de Mena en su reciente determinación a no permitir que el acto legionario del Jueves Santo en Málaga se convierta en un acto electoralista. Es importante salvaguardar lo que más nos une de intereses partidista que sólo pretenden obtener una foto en un contexto tan lejano a un proceso electoral. El respeto a los espacios ajenos a la política es verdaderamente una asignatura pendiente de nuestra clase política en su conjunto. La “patrimonialización” electoralista de símbolos e himnos que nos pertenecen a todos es un flagrante incumplimiento del principio constitucional de la neutralidad política y nos exige trasladar de forma inmediata, al comienzo de este nuevo proceso electoral, nuestro rechazo a dicho uso.

 

En este sentido queremos recordar que los doscientos primeros legionarios que se alistaron a La Legión eran anarquistas catalanes presos en las cárceles de Barcelona que se alistaron a La Legión con la condición de dejar a un lado su afinidad política y de asumir única y exclusivamente el interés supremo de la Nación y del conjunto de los españoles. Así nos creó el General Millán Astray y así queremos seguir siendo.

 

El mal uso que se hace también en periodo electoral de la figura del General Millán Astray nos preocupa y mucho, y rogamos que cese. Millán Astray hablaba para quienes se enfrentarían de cara a la muerte en combate y no es posible hacer comparación de su patriótico y cálido verbo con las promesas oportunistas de los políticos en campaña electoral.

 

Las recientes declaraciones de la Portavoz del Gobierno, Señora Celaá, que ha comentado la violencia sufrida recientemente en la Universidad de Barcelona por la Señora Cayetana Alvarez de Toledo, y su vinculación interesada con una supuesta frase de Don Miguel de Unamuno que algunos medios han situado en Salamanca el 12 de octubre de 1936, está cargada de falta de conocimiento por no llamarlo de otra manera.

 

Las recientes investigaciones académicas del eminente Historiador y Bibliotecario salmantino Don Severiano Delgado publicadas en El Diario El País, han acreditado fehacientemente que dicho enfrentamiento entre Unamuno y Millán Astray en Salamanca es un mito, una ficción literaria creada por Don Luis Portillo, escrita en Londres por este exiliado republicano una vez acabada la Guerra Civil, tal y como también reconoce su propio hijo Michael Portillo, actual presentador en la Televisión inglesa y antiguo político británico del Partido Conservador.

Unamuno-e151060

Ni quien fue Rector de la Universidad de Salamanca, Don Miguel de Unamuno, pronunció la histórica frase de “venceréis, pero no convenceréis”, ni el General Millán Astray le respondió con el conocido “muera la inteligencia” en el Paraninfo de esa Institución académica el 12 de octubre de 1936. Esta cuestión, por lo tanto, ya ha sido aclarada definitivamente por la historiografía más actual, por lo que la insistencia por determinados medios en interpretaciones trasnochadas en plenos procesos electorales de un mito ya desvelado, que ha quedado evidenciado como una gran mentira, es un acto de manipulación electoral que debe de cesar. El intentar inflamar la llama de la mentira y de una difamación que ha durado injustamente tantas décadas contra Millán Astray, echando a este asunto la leña del fuego electoral, es un ejercicio de irresponsabilidad.

 

Por otro lado, el Monumento a La Legión ha vuelto a amanecer con varias pintadas vandálicas este pasado Domingo, con ocasión del 14 de Abril. Este conjunto monumental, que se ubica en la parte más alta de la Ciudad de Zaragoza, ha sido de nuevo atacado con nocturnidad y alevosía, en una rutina impune que se repite con frecuencia en dicha fecha, sin que los responsables sean identificados. Independientemente de los autores materiales de esta nueva felonía, esta Plataforma desea evidenciar su parte de responsabilidad a quienes les alientan con mentiras y hacen de La Legión un uso partidista.

2010112256-n1a00

Es verdaderamente inaceptable en un Estado de Derecho que esto suceda. La madurez de un sistema representativo se manifiesta en que los procesos electorales deben trascurrir por una senda estrictamente pacífica y es obligación del Estado el poner todos los esfuerzos en garantizarla.

 

España y los españoles pueden seguir contando, como siempre, con los Veteranos Legionarios que, aunque retirados, seguimos manteniendo íntegro el mismo espíritu que inculcó en nosotros nuestro Fundador, el General Millán Astray.