No se conoce con exactitud el origen de las Casas Colgadas, que para unos es musulmán, mientras para otros es medieval, en torno a los siglos XIV-XV.


Pudo ser una antigua casa solariega, en virtud del escudo del canónigo Gonzalo González de Cañamares encontrado en su interior.


El mito, la magia y la leyenda las elevó a la categoría de Monumento Histórico-Artístico.


En la actualidad son tres casas restauradas en el siglo XX. En dos de ellas está ubicado el Museo de Arte Abstracto Español y en la otra un mesón típico.