El Real Madrid ha conseguido la victoria ante el Fuenlabrada, en su primer partido de Copa del Rey de la temporada, gracias a los goles de penalti que marcaron Marco Asensio en el 62’ y Lucas Vázquez en el 80’. Los de Zidane jugaron un partido tosco, sin apenas brillantez, en el que destacó Ceballos, dejando claro que tiene mucho que decir en este equipo. Esta noche también fue para el debut de Jesús Vallejo y Franchu Feuillassier en un partido oficial con los blancos.

La ilusión del Fuenlabrada, al que le ha tocado el gordo en este sorteo de Copa del Rey, permitió a sus jugadores y a la afición congregada en su campo disfrutar de unos minutos iniciales en los que pudo asustar al Real Madrid, generando una buena imagen muy aplaudida en las gradas.

Pero los fuenlabreños no están acostumbrados a jugar ante equipos como el Madrid, por lo que tras esa ilusión y fuerza inicial sus jugadores pasaron al cansancio y, tras los dos penaltis, acabaron por romperse. Aun así, les espera la vuelta el el Bernabéu, un sueño para muchos de ellos.