El presidente de Vox en la provincia de Valencia y posible aspirante de la formación derechista a la presidencia de la Generalitat valenciana, José María Llanos, aseguró este miércoles que si tienen posibilidad de gobernar o condicionar la política educativa en la Comunidad Valenciana, su formación impulsará la sustitución del actual modelo de distribución de fondos entre centros de enseñanza por un cheque escolar entregado directamente a las familias.

 

En un desayuno con medios de comunicación en el que ha relatado las líneas básica del proyecto de su partido para la autonomía y la situación interna por la que atraviesa, Llanos, hombre de la confianza de Santiago Abascal, abogó por un giro radical en la forma de entender la financiación de la enseñanza en el que "los padres serán los que podrán tener en su mano el dinero que se está malgastando por los que dominan la enseñanza pública".

 

Según explicó, el cheque escolar sería lineal, sin diferenciar por el nivel de renta, y se entregaría a todas las familias, uno por cada hijo, además de las bonificaciones fiscales por descendencia. "Lo mismo que estamos aportando a la Administración tendría que aportarse a las familias. Ellos elegirían si quieren llevar a sus hijos a la enseñanza pública, que tiene que ser de calidad y tiene que existir, y valdría también para la enseñanza concertada y para la privada", apuntó.

 

Su propuesta se inspira en realidad en el planteamiento de algunas patronales como la Federación de Centros de Enseñanza de Valencia (Feceval), que agrupa a escuelas tanto concertadas como privadas, y que defiende que las familias que llevan a sus hijos a centros privados también pagan impuestos y no se benefician de la red pública, por lo que la Administración debería ayudarlas económicamente.

FUENTE: El Confidencial