Cristina Cubero es una afamada periodista deportiva que no pierde su aspecto juvenil y su sonrisa. Su voz cálida y cercana transmite mucha paz. Es respetada y querida por su impecable trayectoria y por su facilidad para contar las historias del deporte y conmover, acariciando los corazones con el filo de su pluma.

 

Está al alcance de muy pocos cubrir cinco mundiales con la selección brasilena, ser la única periodista que estuvo en el debut de Messi con Argentina, hacer varias tortillas de patata con 500 huevos a la selección española sub 20 de Xavi y Casillas y ser la primera mujer que entró en un estadio de fútbol en Arabia Saudí y muchos más hitos en el mundo deportivo y El Mundo Deportivo, su periódico. En esta entrevista repasamos lo más granado de su carrera profesional, reflexionando distendidamente sobre los valores del deporte.


Usted atesora una trayectoria impresionante, siendo una mujer pionera en muchas cosas...

 

Como periodista yo fui la primera mujer, en 1999, en entrar a un campo de fútbol en Arabia Saudí. Desde hace un año y medio, a los estadios de Arabia Saudí, ya pueden entrar mujeres en zonas acotadas y siempre con familia. Cuando entré yo fui la primera y fue una noticia de alcance mundial porque en el estadio había 50.000 personas y muchos de ellos mirando hacia donde estaba yo, porque estaba trasgrediendo todas las normas y eso que el rey de Arabia Saudí tuvo que emitir un edicto especial para que yo pudiera entrar en el campo.

661e17b-2d-e6f-d-fccc52e120

Y usted llamó la atención de alguien muy importante.

 

En ese viaje un príncipe Saudí se enamoró de mí o se quedó encantado, supongo que más por el personaje que representaba que por mí y envío un emisario para negociar mi compra. Cuando yo le dije que no estaba en venta, la persona que hacía de intermediario me dijo que todos los seres vivientes teníamos un precio. Yo me enfade mucho y le decía que yo no tenía un precio. Yo el único precio que podía tener es por la salud de mi hijo, que haría cualquier cosa. Me llegaron a ofrecer hasta 800.000 dolares en oro por mí, pero yo obviamente no estaba en venta.

Quitando ese incidente, fuera de lo común, ¿ha sufrido machismo o acoso?

 

Nunca he sufrido machismo en los 32 años que llevo como profesional ni acoso por ser mujer quizá porque siempre tuve una relación muy profesional con los futbolistas, con los presidentes, con los directivos, con todo el mundo. Recuerdo que Edgar Davids, que estaba recién llegado al Barcelona, me dijo en italiano que como podía ser que nunca me hubiese acostado con ningún jugador. Y yo le contesté que me acababa de conocer y que él no lo podía saber. Y me dijo que si lo hubiese hecho una vez todos los sabrían.

 

Y eso es verdad. En esta profesión en la que estás en contacto con muchos deportistas y es un mundo de hombres todo se sabe. Mi relación con los jugadores ha sido en muchos casos de amistad, de compadreo, de compañerismo, otras veces más distante, pero siempre basada en el respeto. Y puedo decir que tengo grandes amigos dentro del mundo del fútbol a los que quiero muchísimo, con los que he vivido momentos íntimos de sus vidas y que forman parte de mi vida. Yo trato igual a un futbolista que a un jardinero, que al portero de recepción o a cualquier otra persona. Ellos tienen una habilidad que es chutar bien un balón y yo trato a todo el mundo por igual.


¿Cuáles han sido sus mejores entrevistas o artículos?

 

Entrevistas he hecho muchas, pero hago más artículos de opinión. Todos aquellos en los que he logrado emocionar creo que son los mejores. No podría escoger una entrevista o un reportaje porque yo baso mi periodismo en las historias que cuento. He vivido historias divertidas, dramáticas, felices, infelices...de todo tipo. Me costó mucho escribir el día después de la final del mundial de Francia en el que perdió Brasil contra Francia 3-0, porque yo había vivido con Ronaldo todo ese mundial y se lo que sufrió el día del partido y me costó mucho sufrir el día después porque era una mezcla de emociones muy grandes. Recuerdo la primera entrevista que le hice a Messi. Era un “bebé” con 15 o 16 años. Me había preguntado que si una vez debutaba con Argentina iría a verle y le dije que sí y estuve en su debut en Hungría y era la única periodista en ese partido. Y ahí le hice una entrevista preciosa en la que me hablaba de Maradona, de lo difícil que había sido adaptarse a Barcelona al principio etc. Una entrevista muy sentida, de la que guardo mucho cariño.


¿Podría contar las anécdotas más interesantes de todos estos años de periodista?

 

Hay un montón. Por ejemplo en la Copa de América de Venezuela había un corte en la carretera y no dejaban pasar ni a coches ni a taxis ni a nadie. Llegué yo me bajé del taxi y dije que tenía que llegar al estadio. Me respondieron que yo podía pasar, pero mi taxi no y no servía de nada, pues el estadio estaba muy lejos. Vieron mi acreditación donde ponía Cristina Cubero Alcalde (mi segundo apellido) y me dijeron: -Usted si que puede pasar alcaldesa. Y pude llegar al partido de Brasil de la Copa América.

 

Por ejemplo en el mundial sub 20 de Nigeria fui a cubrir la selección española de Xavi, Casillas, Yeste... que acabó ganando ese mundial y allí tuve varias anécdotas. Cuando llegué yo me dijeron los jugadores que estaban hartos de comer cada día la misma carne, que además no sabían de que era. Yo les dije que había que solucionarlo porque no me habían puesto 20.000 vacunas para ir allí y volverme a casa. Yo, que soy una pésima cocinera, fui a la cocina y pedí huevos y patatas. Me trajeron 500 huevos muy pequeñitos y me ayudaron los cocineros a batirlos. Ese día hubo tortilla de patata en la cena. Iker Casillas dijo que esa tortilla de patata fue imprescindible para ganar aquel mundial y que yo lo podía contar.

 

En Nigeria como a mí me daban las habitaciones más grandes que la de los jugadores, yo los metía a dormir en mi habitación (A Xavi, Casillas, Bermudo...), les dejaba mi cama y yo me iba al sofá o a sus habitaciones.

 

Piensa que yo he viajado con la selección brasileña durante cinco mundiales y he cubierto muchos partidos amistosos de Romario, Ronaldo, Rivaldo, Roberto Carlos, Ronaldinho...todos los cracks... Al principio quise estudiar portugués para hablar con ellos en portugués y en una rueda de prensa internacional el seleccionador Mario Lobo Zagalo dijo que ya que Mazinho se había hecho español él iba a pedir ahora mismo la nacionalización brasileña de Cristina Cubero porque yo era uno de los suyos. A partir de entonces me acreditaron como brasileña, tenía todos los derechos de los brasileños y sentí mucho cariño por esa selección.


¿De qué personajes está más orgullosa de haberlos conocido?

 

Muchos personajes, pero me siento orgullosa de haber conocido a Michael Schumacher. Si me preguntan a quien me gustaría entrevistar siempre digo que a Schumacher, porque eso significaría que ha salido del coma inducido y volvería a estar con nosotros.

acafb-11-bde-be56-fc15717f7
¿Qué representa el Barça en su vida?

 

El Barça me ha dado la posibilidad de conocer un mundo distinto, de dar la vuelta al mundo, de conocer a los mejores futbolistas del planeta porque al final todos pasan por el Barça y de entender la grandeza de un club que te abre todo tipo de puertas en cualquier situación. Un pin del Barça abre más puertas que muchísimo dinero. A mí me ha permitido llegar a muchos sitios un simple pin del Barça.


Háblenos de la importancia de conocer la faceta humana del deportista...

 

Es muy importante conocer la faceta humana de los deportistas porque al final tu juzgas su rendimiento, pero ellos no son máquinas, son personas que sufren mucho, que sufren como cualquiera de nosotros. Iniesta sufrió una depresión, ahora lo ha explicado, yo lo sabía cuando lo estaba padeciendo y podías entender muchos de sus comportamientos. Sabíamos que él no entrenaba, pero nunca lo explicábamos porque respetábamos su enfermedad. El sufrió mucho la muerte de Dani Jarque, como muchos de nosotros y dejó de tener ganas de jugar a fútbol. Eso le ha pasado a otros muchos futbolistas y hemos de saber que ellos no son máquinas. Creemos que son super héroes, que son seres divinos que caminan sobre las aguas, que no sufren y sufren tanto o más que nosotros. Es algo que siempre le digo a mi hijo. No son más que personas normales con la habilidad de chutar un balón.

 1676_115a2c-bd27-2ab-c2d-7a602eb0

Un vez tuve la suerte de conocer a un biólogo sueco muy importante y el veía que la gente me pedía autógrafos y fotos a mí y yo le dije que simplemente juntaba letras hablando de once tipos que chutan un balón, que el importante era él. Me contestó que también era importante lo que hacía yo. Pero creo que no debemos sobre dimensionar las cosas y pensar que aquellos futbolistas estrella son personas normales, más normales de lo que la gente piensa. Yo siempre los he tratado como lo que son, personas con una habilidad, como la puede tener el jardinero que diseña unos jardines preciosos, el panadero que te da momentos de felicidad con ese pan. Tendríamos que admirar igualmente a la gente normal.

 

Los futbolistas como son ídolos y son mediáticos a todo el mundo les interesa lo que hacen. A mí su vida privada me interesa cero, pero sí me interesan los restaurantes que frecuentan, sus hábitos alimenticios etc. Es interesante saber si Messi sigue una dieta que le marca su nutricionista, como se cuida un deportista, lo que hace Cristiano Ronaldo para tener ese cuerpo tan bien cuidado etc. Todo lo que sea íntimo de su vida privada, yo nunca lo cuento.