¿Qué importancia tiene que el Partido Regionalista del País Leonés presente sus candidatos en las elecciones autonómicas y municipales? A primera vista puede parecer que poca o muy poca, como la de cualquier otro grupo político. Pero debemos pasar de un análisis superficial a otro más categórico y profundo.

  La relevancia del PREPAL, en primer término, deriva de su propio origen y de las circunstancias en que apareció. Este partido nace de las mismas entrañas de la tierra leonesa durante los últimos años de la década de los setenta. Brota, como las plantas silvestres, de la raíz del Pueblo Leonés alimentado por la historia, la cultura, las tradiciones y los valores leoneses, fruto de la colaboración ciudadana y el espíritu democrático y reivindicativo de la Transición, hambriento de igualdad y de justicia. Se constituye por la convergencia de hombres y mujeres de la Región Leonesa triprovincial; como indican sus agrupaciones, auténticos balbuceos del leonesismo democrático: Ciudadanos Zamoranos, Grupo Autonómico Leonés, Grupo Regionalista Salmantino. Da sus primeros pasos junto al Bernesga en la primera manifestación por la Autonomía de la Región Leonesa, en marzo de 1978, y plantea su primera batalla electoral junto al Duero, presentando a Inés Gutiérrez Carbajal y Francisco Iglesias Carreño como candidatos al Senado por Ciudadanos Zamoranos, en Zamora, en 1979.

  Una de las razones para la aparición de esas Asociaciones Ciudadanas es la postergación del Reino de León en el borrador preautonómico completado en 1978, abandonado por la izquierda socialista, por el centrismo aglutinado en UCD y la derecha postfranquista. Ellas alzaron la voz ante la ignominia de hurtar la preautonomía al Pueblo Leonés y a la Región Leonesa, al que desde entonces denominan País Leonés. Bajo la dirección de Francisco Iglesias, la participación ciudadana se enriquece como participación política y, a pesar de la falta de experiencia y de medios, se gesta el Partido Regionalista del País Leonés (PREPAL), cuya partida de bautismo tiene fecha de septiembre de 1980.

  El PREPAL representa el leonesismo original y genuino, democrático radical, defensor de la igualdad de las regiones y pueblos de España y de la solidaridad de todos ellos, sin discriminaciones ni abandonos. Es original y no copia, no se rebaja a discutir sólo por el trayecto de una carretera o una denominación de origen. No. Reclama un trato en comunicaciones para León, Zamora y Salamanca similar al de Valladolid-Palencia-Burgos.

  Otra de las características del PREPAL es su fidelidad a las señas de identidad leonesa de Salamanca, Zamora y León, históricas y lingüísticas, con toda la fuerza que le proporciona el respaldo del Consejo de Europa y el Derecho Internacional. No le parece suficiente realizar una pregunta en el Senado sobre tal o cual aspecto de la realidad leonesa, que conocemos tan bien. Reivindica la presencia en cada ciudad de los elementos esenciales que ponen de manifiesto su vinculación leonesa. Reclama la presencia en Salamanca del recuerdo a Alfonso IX (como en Ciudad Rodrigo se nota la de Fernando II); la protección, enseñanza y recuperación de la lengua leonesa en todas aquellas áreas de la Región donde aún pervive, una educación que no tergiverse el pasado ni adoctrine a los niños de las tres provincias leonesas convirtiéndolos en castellanos o castellanoleoneses.

  La presencia electoral del PREPAL es cualitativa, no representa una opción que plantea

más o menos transferencias o inversiones en la Comunidad, sino una apuesta por la esencia democrática que pasa por la reivindicación de la autonomía, no como fin, sino como medio para empoderar al Pueblo Leonés y al País Leonés para que alcancen la igualdad con el resto de los Pueblos de España.

  Votar PREPAL no es optar por un modelo de gestión más o menos liberal, por un estilo más o menos populista de dirigir un ayuntamiento. Votar PREPAL es defender para nuestra Región y para nuestro Pueblo un trato digno, reorientar la política europea, nacional y autonómica al respeto de sus derechos inalienables y de sus señas de identidad: su lengua, su historia y sus valores.

  La relevancia del PREPAL consiste en representar el compromiso radical con los leoneses en las tres provincias. Compromiso con los ideales democráticos y con la reivindicación para el Pueblo Leonés y la Región Leonesa de las condiciones de vida y los medios necesarios para asegurar su futuro como Región y como Pueblo, con sus propias señas de identidad, sin adulteraciones, empobrecimiento y deculturación. Su voluntad es la de aglutinar al resto de las fuerzas políticas en un proyecto para el País Leonés coherente con los Derechos Humanos y la Constitución, servir de acicate a fin de que no se pierdan de vista los ideales democráticos y la esencia misma de la política de servir al Pueblo, en este caso también al Pueblo Leonés en toda su integridad, salvaguardando el ejercicio de la totalidad de los derechos y libertades que le corresponden.

 

Miguel Ángel Diego Núñez

Autor del libro ‘Regionalismo y regionalistas del siglo XX (una antología)’

y candidato del PREPAL en las elecciones municipales de Salamanca.