Abascal iba a tener un foro privilegiado para debatir por primera vez con Pedro Sánchez, Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias. En una cita cuya presencia se había convertido en el gran foco de atención mediática. Algo que el partido quería aprovechar para arañar votos en el espacio de la derecha.

"Algunos no saben qué hacer para excluir a Vox, o para incluir a sus socios separatistas y golpistas en el debate", ha señalado Abascal en un comentario en Twitter.