El alcalde de Alcobendas, Ignacio García de Vinuesa ha insistido que el gran problema se concentra en el tramo de la A-1 entre San Agustín de Guadalix y la M-40. García de Vinuesa insiste en que la solución pasaría por nuevas conexiones transversales con las urbanizaciones y las entradas y salidas de Alcobendas y Sanse. El regidor de Alcobendas cree que el trazado más óptimo sería “uno que salve el kilómetro 14, que llegue directamente a la M-40 y que incorpore vías de conexión transversales” entre esta carretera alternativa y la A-1.

 

El alcalde de Colmenar Viejo, Miguel Ángel Santamaría ha explicado que el trazado que afectaría al término municipal de su municipio sería el que va desde San Agustín de Guadalix directamente hasta la M-40. Santamaría reconoce que se trata de una zona sensible medioambientalmente por el Monte de Viñuelas y los ríos Guadalix y Jarama. El regidor ha vuelto a explicar que en el eje de Colmenar Viejo y Tres Cantos lo que necesitan de forma urgente es el tercer carril de la M-607.

 

El Ministerio de Fomento estaría a punto de remitir al Departamento de Medio Ambiente las tres opciones de trazado para la futura vía alternativa a la A-1. Según publica ABC, el primer trazado del estudio previo discurriría paralelo a la carretera de Burgos desde El Molar hasta la M-50 a la altura de Sanse.

 

El segundo uniría la A-1 desde la Urbanización Ciudalcampo entre los términos municipales de Sanse y San Agustín de Guadalix con la M-12,la carretera del aeropuerto.

 

Y la tercera opción que baraja el Ministerio de Fomento se trazaría desde San Agustín de Guadalix en el kilómetro 31 de la A-1 hasta la M-40 ya en el término municipal de Madrid capital.

 

ABC recuerda que el Ministerio de Fomento financiará este proyecto con 220 millones de euros y que la nueva carretera podría estar acabada en 2020.

 

FUENTE: http://cadenaser.com/