Cristina Cifuentes ha expresado su firme compromiso con la protección y mejora del medio ambiente y ha asegurado que seguirá trabajando para hacer de Madrid una región más sostenible y habitable. Como muestra ha participado en la plantación de 800 nuevos árboles con motivo de ColmenÁrbol 2020, junto a escolares de la Asociación Envera de personas con capacidades diferentes y del campamento urbano Divercole.

Esta iniciativa medioambiental, que cuenta con la colaboración de la Comunidad de Madrid, supondrá la plantación de 10.500 ejemplares en este municipio durante los próximos tres años. El Gobierno regional ha colaborado en esta actuación aportando 400 árboles de distintas especies procedentes del Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA).

Cifuentes ha señalado que “a lo largo del año 2017, el IMIDRA ha facilitado 5.823 árboles y plantas a los ayuntamientos de la región, contribuyendo a mantener y ampliar la superficie arbórea de la Comunidad de Madrid, que en estos momentos supera las 300.000 hectáreas.

“El patrimonio verde de nuestra región es un factor clave para la compensación de emisiones contaminantes, además de ser una barrera de defensa frente al cambio climático. La superficie arbolada de la Comunidad es un sumidero de dióxido de carbono, ya que tiene el potencial de absorber hasta 750.000 toneladas de CO2 al año”, ha señalado la presidenta regional. Cifuentes ha indicado que “desde el Gobierno regional seguimos trabajando para incrementar los espacios destinados al arbolado” y ha destacado que en los últimos años la masa verde de la región ha crecido en cerca de 300 hectáreas.

Compromiso con el medio ambiente

La iniciativa  se suma al compromiso del Gobierno regional con el medio ambiente y se incorpora a otra serie de medidas que está llevando a cabo el Ejecutivo autonómico, como la ampliación de la Reserva de la Biosfera en la Cuenca Alta del río Manzanares o el incremento del espacio protegido de la región del 48 % al 52 %.

La Comunidad de Madrid cuenta en la actualidad con más de 60 espacios y áreas naturales medioambientalmente protegidas. La excelencia de los espacios naturales de la región ha sido reconocida el pasado mes de julio de 2017 con la incorporación del Hayedo de Montejo al catálogo de la UNESCO como Patrimonio Natural de la Humanidad.

El Gobierno regional trabaja actualmente en la aprobación del Plan Integral de recuperación y conservación de los ríos y humedales de la región, una iniciativa que establecerá un marco de actuación integral para su conservación y mejora del estado ecológico y social.