La candidata de Podemos a la Alcaldía de Ávila, Pilar Baeza, fue condenada por un homicidio cometido hace 33 años, cuando su novio y un amigo vengaron la violación que ésta dijo haber sufrido por parte del fallecido. Al parecer, ella, que entonces tenía 23 años, les facilitó el arma con la que mataron al joven, que cogió de la armería que tenía su familia en Leganés, donde creció.

En Podemos están al tanto de los hechos. Ella misma informó, tras ganar las primarias, al líder de la formación morada en Castilla y León, Pablo Fernández, quien en declaraciones a ABC ha señalado que se trata de unos «hechos terribles» que acaecieron hace más de treinta años y que «a día de hoy Pilar no tiene ningún tipo de deuda con la justicia ni con la sociedad». «Se ha reinsertado, lleva muchos años con un negocio en Ávila y la Constitución la ampara para su libre ejercicio de los derechos civiles. Entre ellos, poder votar en unas elecciones o presentarse, como es el caso». Es una «posición compleja y complicada», pero «ella está convencida de seguir adelante y desde luego yo no me sentía legitimado para impedirlo», ha expuesto.