Pues va a ser que no.Irene Carril compartió en la red social con su amigo y cómplice Pelayo Serantes el mensaje “Saluda al cielo” y el emoticono de un revólver.

unnamed-4

Partiendo de la base que el que suscribe no comparte los actos de homenaje a Miguel Angel Blanco por encima del resto de 858 muertos que llevan los asesinos etarras, la actitud de estos dos muchachos es cuanto menos que cobarde y deplorable. Como no podía ser de otra manera estos dos ovetenses se los relaciona con ambientes de la extrema izquierda local y ahora y después de ver el revuelo armado piden que se respete su intimidad i no se divulgue su foto y lo achacan a un "error". Pues muy bien, los errores forman parte de nuestra vida y desde aqui quiero dejar claro quienes son estos indeseables: Irene Carril y Pelayo Serantes.

“Puede que algunos sigan con la historia, pero pedimos por favor que que no se siga con la difusión."

Eso dicen los valientes activistas de Facebook