“-Por todo cuanto venimos observando creemos que la Justicia se ha cargado hasta la presunción de inocencia-“.

En España hay muchas personas en prisión preventiva, donde llevan bastante tiempo, y sin embargo no han sido acusados ni juzgados –ejemplo Francisco Granados del PP-. Ya se oyen voces relacionados con los involucrados en el proceso de independencia catalán, acusados de insurrección, a los cuales el tiempo máximo en –prisión preventiva- finaliza a primeros de octubre, y si los juicios a los que están siendo sometidos por el delito citado, no han finalizado, y –sentenciados- con las penas pertinentes, tendrán que ser puestos en libertad, todo un fracaso más de la indolencia que aqueja a nuestra justicia.

 

Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes van ha comparecer ante el juez como investigadas por el caso GÜRTEL, el próximo mes de octubre, acusadas entre otras cosas por subvencionar las elecciones de su partido en la Asamblea de Madrid. Cifuentes niega sistemáticamente que haya intervenido en este caso, pero la justicia como dice la señora Cifuentes no tiene en cuenta la –presunción de inocencia-, y se dedica a –machacarla- implacablemente, lógico hasta cierto punto es del PP.

 

Precisamente el día 16 del pasado mes julio se cumplieron doce años del inició del caso ACUAMED, y la responsable de la desaparición de más de dos mil millones de euros de las arcas del Estado, la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona miembro del gobierno de Rodríguez Zapatero sigue gozando de una libertad posiblemente –improcedente-.

Según los archivos consultados relacionados con este caso, la UCO sigue investigando la veracidad de los hechos. Según el mayor damnificado de esta operación comercial, -consistente en la adquisición de unas depuradoras del agua del mar-, manifiesta de manera contundente que el delito existió desde el primer momento, por lo que no procedía la apertura de esa investigación que se ha dilatado en el tiempo, y la señora mencionado -ex ministra actualmente- no ha sido imputada ni ha dicho donde fueron a parar esa cantidad astronómica de millones, y sigue luciendo el –palmito- como sino hubiera cometido delito alguno, lógico es del PSOE. Con el dinero del caso ACUAMED se financió la campaña de Zapatero en el año 2008.

Es evidente que la justicia española utiliza –dos varas de medir-, a la hora de juzgar y sentenciar los delitos probados, donde es tenida en cuenta la ideología del posible –reo-, ya que la independencia de la -justicia– en España como tercer poder no existe, dado los chanchullos y contubernios que dimanan del gobierno de turno, especialmente cuando gobierna el PSOE.

Cuando Felipe González fue presidente del gobierno se contabilizaron –miles- de delitos de corrupción, aunque solo se conozcan con pelos y señales bastante menos. El primer ministro privado de libertad en España desde que se inició la democracia fue, José Barrionuevo que lo era del Interior, acompañado de Rafael Vera, Director General de la Seguridad del Estado y la mano derecha de citado ministro.

 

“-A veces se hace necesario recordarle a estos –badulaques- que cuando ellos gobiernan nuestra amada España se va a la ruina más execrable, ocurrió con el Frente Popular, y ya en democracia con González, Zapatero, y no digamos adonde va a parar nuestra economía con el –doctor fraude- Sánchez, donde no solo se esta produciendo una ruptura económica y social sino que además nuestra España se ha convertido en el –Chicago de los años veinte del pasado siglo-, inseguridad, ajuste de cuentas, violaciones, atracos a mano armada, y muchas cosas más que vemos todos los días los que aquí habitamos, donde un gobierno totalmente desnortado le prohíbe a los Cuerpos de Seguridad de Estado –especialmente a la Guardia Civil y a la Policía Nacional- utilizar sus armas para defenderse de los ataques que diariamente están sufriendo, así como también para defender la integridad perdida en nuestros país desde que han accedido al poder estos –destripaterrones-, que ni saben lo que es política ni les interesa-“.

 

Es lamentable que la Universidad Camilo José Celá, no obre honestamente y entregue a quienes se lo solicitan todo lo relacionado con la tesis del -doctor fraude-, que según la Ley que rige el sistema universitario español tienen el deber de así hacerlo, máxime cuando de todos es conocido que el 52% del contenido de la misma fue un plagio, y así lo dijo en TV el ex ministro Sebastián cuando este affaire se hizo público.

Si sopesamos con la lógica natural que reviste a estos casos –como se hizo con Casado y Cifuentes con el tema de los master-, donde el delito imputado a Casado fue sobreseído y pero no el de Cifuentes, es lógico deducir que el delito cometido por Sánchez es bastante mayor desde el punto de vista jurídico, y por consiguiente debería ser juzgado sin más dilación, y como primera providencia inhabilitarlo políticamente, aplicándole posteriormente las penas pecuniarias que correspondan tipificadas en el Código Penal al respecto.

“-El ABC publica que el presidente del Senado, Manuel Cruz, miembro del Partido Socialista Catalán, catedrático de Filosofía de la Universidad de Barcelona, cometió –un fraude académico-, al plagiar en su manual “Filosofía Contemporánea“, -hasta 15 veces- copiando y pegando párrafos completos sin citar ni entrecomillar, contenidos de libros de autores como, José María Mardones, Nicanor Ursúa, Karl R. Popper, Gianni Vattino, Nicola Abbagnano y otros-“. En España si plagia el líder Sánchez, plagian todos sus –acólitos-.      

Creo que los españoles de bien no hemos olvidado cuanto ocurrió en España en la época de González, donde la corrupción campeó a sus anchas, dándose la circunstancias que la mayoría de los casos fueron cometidos por altos cargos de la administración, Mariano Rubio –Banco de España-, la Directora del Boletín Oficial del Estado, Luis Roldán Director General de la Guardia Civil, Juan Guerra el –hermanísimo- de Alfonso Guerra, Lasa y Zabala torturados y asesinados, en Intxaurrondo y en Alicante respectivamente por los agentes, Bayo y Dorado, -este caso terminó con la brillante carrera del general Rodríguez Galindo de la Guardia Civil, sin que este hecho aislado pusiera en tela de juicio la honorabilidad de la Benemérita-, Segundo Marey, Filesa, los GAL, y otros de contenidos tan graves como los citados que haría que esta lista fuera interminable.

Todavía ningún miembro del CGPJ (Consejo General del Poder Judicial) ha justificado la sustitución de la jueza, Mercedes Alaya en el caso de los ERES y los cursos de Formación en Andalucía, cuando la citada jueza estaba llevando el caso con total imparcialidad, pero con el rigor debido, la misma manifiesta “-que sufrió presiones del gobierno andaluz así como también……..-“.

Ahora la jueza que está llevando este caso, -donde posiblemente junto al de ACUAMED hayan sido los casos donde más dinero se ha desfalcado últimamente en España-, regresa de vacaciones y se da de –baja-, esto ya suena a –cachondeo-. Se hace necesario que el CGPJ nombre de forma urgente y definitiva un juez que se haga cargo de este procedimiento, que se ha ido –viciando- con el paso del tiempo, y sean privados de libertad los culpables que ya se sabe quienes son.

Ayer se celebró la apertura del Año Judicial, presidido por su Majestad el Rey Felipe VI, el presidente señor Lesmes del CGPJ, habló claro y de forma contundente dirigiéndose a los políticos, -haciendo hincapié sobre la situación en la que se encuentra España-, algo que posiblemente a los que iba dirigida esta llamada al orden les tenga sin cuidado, y sigan manteniendo la misma tesitura que han venido practicando hasta ahora.

 

El presidente Torra de la Comunidad Catalana sigue en sus –trece-, y le pide a la ciudadanía que celebren la Diada saliendo a la calle sin miedo, y defendiendo la independencia. Hasta cuando vamos a tener que seguir soportando el comportamiento ignominioso de este sujeto, que es carne de prisión, que es donde debería estar hace ya bastante tiempo, dada su arrogancia e impertinencia, y por desobedecer a la Justicia cuando le ordenó retirar los lazos amarillos del frontis de la sede de la Generalitat. Lamentablemente este es el panorama que tenemos en España. Una vez más Albert Rivera le solicita a Sánchez que –aplique- el 155 en Cataluña, dada la caótica situación en que la vive especialmente Barcelona, donde la inseguridad es total. En lo que llevamos de año se han producido más de quince asesinatos, las peleas callejeras siguen creciendo, y la Generalitat y el Ayuntamiento no son capaces de acabar con tanto latrocinio, por lo que Torra y Colau deberían dimitir ya dada su incompetencia, y cobardía……

 

Juan Dávila-García.-