El conductor de un turismo, un varón de 25 años, falleció ayer por la mañana tras colisionar contra un autobús de la empresa Alsa con 38 pasajeros en el kilómetro 71 de la N-301, dentro del término municipal de Villatobas(Toledo). La pericia del conductor del autocar, que ha mantenido el vehículo en línea recta tras la colisión, ha evitado una tragedia mayor.

El accidente ha ocurrido minutos antes de las 5.45 horas. Según informa ABC un portavoz de Alsa ha explicado que el conductor del coche ha perdido el control del vehículo por motivos desconocidos y ha invadido el carril contrario, por donde circulaba el autobús en ese momento. A pesar del impacto, el conductor del autocar ha evitado que su vehículo volcara.

Cinco viajeros del autobús, heridos leves, han sido trasladados al hospital Virgen de la Salud de Toledo. Se trata de un hombre de 90 años, otro de 59 y tres mujeres, de 80, 54 y 40 años, según ha informado a ABC el servicio de emergencias 112.

 

Además, otros seis pasajeros han sido atendidos de heridas leves en el mismo lugar del accidente por los servicios sanitarios, que les han dado de alta tras las curas.

El autocar cubría la línea Denia-Madrid. Su conductor es un profesional experimentado que había hecho el relevo en Albacete una hora y media antes del accidente, según el portavoz de la empresa Alsa. Esta fuente ha informado de que cuatro personas han sido las trasladadas al hospital toledano, donde una de ellas ha sido ya dada de alta. El resto de pasajeros ya se encuentra en Madrid.

Hasta el lugar del siniestro se trasladaron un médico de urgencias, una UVI móvil, dos ambulancias de soporte vital básico (SVB) y agentes de la Guardia Civil.