Miguel Bernad es Licenciado en Derecho por la Universidad de Valladolid, Secretario General del Frente Nacional, ex Secretario General de FNT, actual Secretario General de Manos Limpias. Ha sido funcionario del Cuerpo Jurídico del Ayuntamiento de Madrid, habiendo sido Director de Personal. Autor de innumerables artículos y publicaciones y en posesión de más de seis premios nacionales en diversos ámbitos. Represaliado político del Régimen del 78.

En esta entrevista nos habla del juicio que tendrá que afrontar tras el verano. La instrucción la califica de indecente, llena de irregularidades y con informes y resoluciones del juez Pedraz, del Fiscal Daniel Campos y de la UDEF, presuntamente prevaricadores.

¿Cómo afronta el juicio contra usted que comienza el 23 de septiembre?

Lo afronto con la tranquilidad de mi absoluta inocencia y de la inexistencia de ninguna prueba que me pueda incriminar.

¿Cómo cree que se ha instruido el procedimiento contra usted?

Es una instrucción que yo la califico de indecente, llena de irregularidades y con informes y resoluciones del juez Pedraz, del Fiscal Daniel Campos y de la UDEF, presuntamente prevaricadores.

a) Se admiten acusaciones espurias y sin legitimación para acusar, a saber, el testaferro del matrimonio Urdangarín, Diego Torres, el Partido político Podemos, y el abogado ex presidiario y condenado por la justicia, Rodríguez Menéndez.

b) Se incorporan al sumario conversaciones telefónicas ilícitas, esto es, sin autorización judicial elaborado por el miembro de la UDEF 96.902.

c) Se incorporan al sumario informes objeto de un espionaje ilícito (BBVA)

¿Cuál es su relación con el Juez Instructor Santiago Pedraz?

De absoluta enemistad, fue recusado y no se abstuvo. Sabía además que Manos Limpias le demandó por la instrucción del Caso Afinsa y no se abstuvo. Nos cruzamos improperios mutuamente, llamándole yo mierda e hijo de puta, y él a través de un oficial de máxima confianza, me llamó Manos Sucias.

¿Cuál puede ser el resultado del juicio?

El juicio debería declararse nulo, por estar contaminado desde el inicio por una denuncia falsa, por escuchas ilegales y por espionajes ilícitos.

Ahora bien, como se trata de justificar la bochornosa, indecente y prevaricadora detención y prisión, querrán condenarme al menos un poquito para justificar la detención y prisión y poner mi cabeza como venganza por haber denunciado a la hija del Rey Emérito.

¿Cómo calificaría la situación judicial española?

El desprestigio es de tal envergadura que ha dejado a nuestro sistema Constitucional sin uno de los pilares básicos del Estado de derecho. La justicia en España se encuentra en estado terminal.

Esta pésima imagen está perjudicando gravemente a la inmensa mayoría de los jueces que son honestos y profesionales.