Día a día se sigue notando la mano del nuevo gobierno y su revolución silenciosa va haciendo cambios significativos poco a poco, pero que dicen mucho de su forma de ver la sociedad.

La dirección general de la Guardia Civil, por primera vez en sus 175 años de historia estará bajo el mando de una mujer. Pedro Sánchez situará a María Gámez (Sanlúcar de Barrameda, 1969) al frente del instituto armado, a propuesta del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

 

Nacida el 29 de enero de 1969 en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), es licenciada en Derecho por la Universidad de Málaga y Diplomada en Alta Dirección de Empresas por el Instituto Internacional San Telmo.

La nueva directora general de la Guardia Civil ha ocupado diferentes cargos dentro del PSOE malagueño, donde ha sido candidata a la Alcaldía, y también fue vocal de la Ejecutiva Federal, secretaria de Sanidad de la Ejecutiva regional de Andalucía y Presidenta de la Ejecutiva socialista de Málaga. 

Entre 2008 y 2010, desempeñó el cargo de Delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Málaga. También trabajó para la Oficina del Defensor del Pueblo en Sevilla entre 1992 y 1994. Posteriormente, como funcionaria del Cuerpo Superior de Administradores Generales de la Junta de Andalucía, prestó servicio en la Delegación de Asuntos Sociales de la Junta de Andalucía, así como en otras consejerías como la de Trabajo y Salud.