Tras el cambio político que se ha producido en Andalucía, en el que VOX ha sido la pieza clave, se ha formado un nuevo Gobierno integrado por miembros del Partido Popular y Ciudadanos. Para que fuera posible la elección de ese Gobierno, VOX acordó con el PP un paquete de 37 medidas que ha llegado el momento de aplicar.

Una de las medidas más urgente es la contenida en el punto 28 y establece:
“Apoyar material, humana y documentalmente a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que tienen encomendada la protección de las fronteras, garantizando una inmigración ordenada, legal, respetuosa con nuestra cultura occidental, vinculada siempre al mercado laboral”.

En ese punto el PP, partido que gobierna ya en Andalucía, se comprometió con VOX a colaborar documentalmente con la Policía para aplicar las leyes vigentes en materia migratoria, una colaboración que hasta ahora había obviado el PSOE. Los sindicatos policiales llevan años exigiendo la documentación que obra en poder de la Consejería de Sanidad de la Junta de Andalucía con la que se puede identificar a 52.000 inmigrantes ilegales. Concretamente, como han reiterado recientemente la Confederación Española de Policía (CEP) y la Unión Federal de Policía (UFP), existe un archivo con la copia de los pasaportes que los inmigrantes ilegales mencionados habrían entregado para optar a la tarjeta sanitaria.

Pese a las repetidas solicitudes de los representantes policiales exigiendo la entrega de una documentación fundamental para la identificación de los inmigrantes que permanecen ilegalmente en España, la Junta de Andalucía jamás ha colaborado con la aplicación de la legalidad. Por eso, VOX exige que el nuevo Gobierno de la Junta de Andalucía cumpla con su compromiso alcanzado con este partido y haga entrega inmediata de las copias de los 52.000 pasaportes para que se proceda, por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, al inicio de los expedientes de expulsión, como recoge la legalidad vigente.

Del mismo modo, VOX exigirá el cumplimiento íntegro de los puntos del acuerdo alcanzado para la investidura del actual presidente de la Junta de Andalucía. Los cuatrocientos mil votantes de VOX exigen medidas de urgencia en materia laboral, bajada de impuestos, defensa de la familia y de la vida, eliminación de leyes ideológicas y respeto a la decisión de los padres para elegir la educación de sus hijos.

Del mismo modo se trabajará en el compromiso adquirido con esta formación para la defensa de las tradiciones como la tauromaquia y la caza y las festividades de profundo arraigo popular, en la mayoría de los casos ligadas a la tradición cristiana de España.

Además, se propondrán las medidas necesarias para la reducción de la administración paralela, la duplicidad administrativa y la eliminación de chiringuitos vinculados al PSOE tras 37 años en la Junta de Andalucía. Y se solicitarán medidas efectivas de lucha contra la corrupción, así como la exigencia de responsabilidades en los casos que se detecten.

Este es el compromiso alcanzado por VOX con sus votantes y la exigencia permanente que esta formación mantendrá tras el acuerdo alcanzado con el PP.