Harta de ver como el colectivo feminista “lucha” por nuestros derechos, reivindico en este vídeo que se nos devuelva la libertad individual de pensar, decidir y actuar como nos apetezca.

No necesito de ningún colectivo de mujeres que no me representan luchando por mi. No necesito que su lucha me empodere y no quiero que hablen en mi nombre. Las mujeres somos fuertes y valientes.

Solas o acompañadas. Jóvenes o ancianas. Siempre lo fuimos. Y siempre lo seremos. Agradecemos el esfuerzo, pero no. No querida feminista, no necesito tu aprobación para vivir mi vida como me plazca.

No necesito tu aprobación para ser la mujer que decido ser.