El PP ha activado el modo preelectoral con el foco puesto en una coalición utilitarista con Ciudadanos, bajo la marca España Suma. Pero a medida que se va agotando el plazo constitucional que conduce a la repetición de elecciones y a medida que se constata el alejamiento entre PSOE y Podemos, los 'populares' intensifican su estrategia para la "refundición" del centroderecha. Por eso ahora Génova no descarta incluir a Vox en esa hipotética coalición electoral del centroderecha.

¿Qué contestará el partido de Abascal? Estaremos pendientes. Es verdad que en su partido se han incrustado ex-ciudadanos que estarán muy de acuerdo con la medida, al igual que sus siempre militantes de peperos rebotados, pero ¿Qué dirá el ala dura del partido pistacho, si es que aún existe? Lo veremos, pero si aceptan el más mínimo guiño, es probable que VOX se disuelva como un azucarillo.