Rosa García Blanco dio de baja a 15 vecinos y empadronó a otros 31, entre los que están varios familiares que al parecer no viven en La Acebeda y 16 nuevos residentes cuyo nuevo domicilio es un 'camping' que la propia regidora cerró a finales de 2017.

Esta historia se remonta a junio de 2018, cuando el Ayuntamiento de La Acebeda decidió dar de baja a 15 vecinos por inclusión indebida. Es decir, porque en teoría no vivían en el pueblo. Ese procedimiento incluye una notificación a los vecinos informándoles del inicio del mismo. Varios de los vecinos afectados se enteraron meses después, en marzo de 2018, y decidieron presentar una denuncia ante la Junta Electoral y una queja ante el defensor del pueblo. Los vecinos preparan además una querella criminalcontra la regidora tras enterarse de que no solo han sido 'desempadronados' sino que además han llegado 31 nuevos vecinos, 16 de los cuales tienen como domicilio el 'camping' de la localidad, que la propia regidora cerró a finales de 2017. Actualmente, está abandonado. Este empadronamiento masivo provocó además otra denuncia ante la Junta Electoral, según informa EL CONFIDENCIAL.

 Los vecinos' desempadronados' denuncian además que entre los 31 nuevos empadronados están el padre y la madre de la alcaldesa (el progenitor también fue alcalde hace muchos años), su hermano y su cuñada, sus dos hijos y la propia Rosa García. "