Lo que está pasando en Cataluña no tiene nombre y dejaría corto a un guión de Berlanga y a la peor republica bananera. Cualquier parecido con la democracia es pura coincidencia. Hablan en nombre de la democracia y de la paz y es un polvorín de rebeldía y violencia. La brecha en sociedad catalana es cada vez mayor y cada vez que hay elecciones la cosa empeora. Puigedemont era más radical que Mas, y Torra más que Puigdemont. ¿A quién propondrán de presidente? ¿A alguien de Terra Lliure?

El patético presidente de la Generalitat, Quim Torra, sigue jugando al ratón y al gato con el estado español, sabiendo que haga lo que haga no le va a pasar nada. Ahora amenaza con abrir la cárcel en donde está Junqueras para que pueda ir a a Estrasburgo a ocupar su escaño de euro diputado y convocar elecciones anticipadas. Torra se pasa el Tribunal Supremo por el forro y luego se queja de la calidad democrática del estado español. Si Tarradellas levantara la cabeza no se creería lo que está viendo.

Según informa Okdiario esta sería una ‘jugada maestra’. Todos los presidentes catalanes han tenido la suya, aunque prácticamente ninguna ha dado sus frutos. Fuentes cercanas a Quim Torra afirman que esa doble decisión, auparía a su formación frente a ERC en las elecciones que está planeando para no más tarde del verano. El sistema penitenciario depende de la consejera de Esquerra Ester Capella por lo que, de negarse a cumplir sus órdenes, podría acusarla de mantener a su líder en prisión.