Vox tratará por todos los medios de que se derogue la actual Ley de Memoria Histórica. Para ello, su grupo parlamentario ya ha registrado en el Congreso de los Diputados una proposición de ley.

Es una proposición valiente que podría contar con el apoyo del Partido Popular, aunque nadie sabe a ciencia cierta cual va a ser la postura del partido de Casado, que se abstuvo en la profanación de Franco. Igualmente Ciudadanos tendrá que posicionarse, aunque por ejemplo votó a favor de la vil exhumación.

Vox ya anunció que haría esta proposición tras la exhumación de Franco. El partido de Santiago Abascal dijo que la exhumación era «un ataque a la familia» y anunció una ofensiva parlamentaria para pedir la derogación de todas las leyes de Memoria Histórica, no sólo la nacional de 2007 sino también las autonómicas.

Así lo ha registrado en una de sus primeras iniciativas parlamentarias en esta nueva legislatura, entendiendo que estas leyes buscan extender una visión «sesgada» de la historia y una nueva «verdad oficial», que a su juicio se sustenta en el «odio».