Y si tocara elegir entre la página 'repite Pedro Sánchez' y la de 'hay que pactar con Santiago Abascal para que eso no pase', ¿cuál elegiría?

¿Repite Pedro Sánchez? ¡Nunca! Esa página no la escribiría.

¿Qué ha hecho tan mal?

Lo fundamental, darle carta de naturaleza democrática a los golpistas y a los proetarras. Eso tiene mucho más peso que todo lo que haya podido hacer en lo económico... Tener como socios a los enemigos de la democracia, que han demostrado con actos que quieren destruirla, desacreditar nuestras instituciones, que ponen en cuestión la propia Constitución y la Transición, es algo inaceptable en un gobernante democrático. Y eso yo no se lo perdonaré jamás. 

¿Hoy tratan de blanquearse con sus discursos de Estado?

Felipe, incluso en sus épocas más criticables, nunca perdió el sentido de Estado. Que éste [Sánchez] no sabe ni lo que es. Ni el anterior [Zapatero] tampoco. No se trata de alabar a los del pasado, pero es que en la comparación... Aunque de ahí a identificarse una con el discurso que hacen hoy en día, no, no. Cuando escucho a los dos decir cosas en las que yo creo, yo me cabreo. Porque ellos son los culpables de que en el PSOE de hoy ese discurso no exista. Ellos nos dejaron, nos abandonaron. Y permitieron a Zapatero hacer lo que quisiera.

Bien, no le pediré que me diga a quién va a votar el 28-A, pero sí que me diga cuál sería un buen Gobierno.

¿El mejor Gobierno? Sin el PSOE. Y por tanto sin todas las adherencias de estos últimos tiempos: ni proetarras ni independentistas. Cualquier otra combinación me sirve.

Pablo Casado.

No me termina de convencer. Hoy, se ha puesto de moda en los partidos elegir a aquéllos que no han hecho nada o no se sabe lo que han hecho. Y eso se ha convertido en un mérito. Yo creo que no lo es nunca, y menos en este momento. Mira a Rivera, que salió por sorteo en su partido, como cuenta en su libro. Por la A de Albert... Les queda todo por demostrar. 

Santiago Abascal.

Hemos estado en la misma barricada durante muchos años, no tengo afinidad ideológica con él, pero nos unió protegernos de los mismos enemigos, que lo eran no nuestros, sino de la democracia española. A nosotros no nos mataron, pero mataron a nuestros escudos, que es lo más importante.

EXTRACTO DE LA ENTREVISTA PUBLICADA HOY EN EL ESPAÑOL