Dos autobuses de la línea interurbana de la Comunidad de Madrid han colisionado en el kilómetro 15 de la A-6, sentido salida, en la incorporación a una parada de pasajeros de los servicios de transporte de Madrid. Un accidente que ha dejado 26 heridos leves, 7 de los cuales han tenido que ser ingresados en diferentes hospitales de la región.

Los autobuses pertenecen a la línea 627 Madrid-Brunete y a la 628 Madrid-El Cantizal. Las personas heridas han sido atendidas por el servicio de emergencias Samur, la mayoría de ellas por latigazos cervicales y contusiones en rodillas, pómulos y labios. El más grave es el conductor de uno de los autobuses, el de la línea 628, que ha sido trasladado al hospital con un trauma torácico.

Este accidente ha provocado grandes retenciones, debido a los trabajos de regulación de la circulación y a los de los equipos de emergencia para poder atender a las personas accidentadas.