Actualmente sus dos hijos siguen aislados e incomunicados en un Centro de Acogida hasta que no accedan ir con su madre, algo que no quieren los menores

D. Leví C.V (Tec. Sup. Informático, funcionario de carrera, devoto de sus hijos) es un padre que se divorcia en régimen de custodia compartida en Ourense, Galicia. Su calvario comienza a raíz de la primera denuncia que interpone a su ex mujer Dña. Marta Vázquez Guzmán y familia materna de los niños. D. Leví solicita una orden de alejamiento de estas personas a sus hijos ante la Policía Nacional y en los Juzgados de Ourense derivado de los malos tratos físicos y psicológicos que venían sufriendo los dos niños menores de edad a manos de su madre y familia materna.

¿Cómo empezó esta historia?

Mis dos hijos, al igual que hice yo previamente, ante los malos tratos de su madre, pidieron auxilio en el Centro Educativo de Maristas de Ourense, pero “por motivos extraños” el Director de Estudios del centro, Fernando Ampudia Alonso y la Jefa de Estudios, Lourdes Parente Andrés, al igual que otros miembros del equipo directivo y docentes, lejos de informar e iniciar el obligado protocolo de seguridad que establece la Ley de Protección del Menor que debe seguir todo CENTRO EDUCATIVO ante la sospecha o declaración de malos tratos infantiles, informando de urgencia a Fiscalía y a los Cuerpos de Seguridad del Estado, MANDARON CALLAR a los dos niños e informaron a su madre de los hechos que estos relataban.

Por mi parte cuando conocí la nula actuación del equipo directivo  ante la grave situación que estaban atravesando mis hijos me personé ante la Policía Nacional e Inspección Educativa de Ourense para dar cuenta de las coacciones y desprotección que mis hijos estaban padeciendo en el colegio de Maristas de Ourense.

¿Qué hizo su ex mujer?

Negarlo todo, desprestigiar a nuestros hijos y como medida defensiva, inicia una cadena de falsas denuncias espaciadas en el tiempo contra mí, acusándome de malos tratos físicos y psíquicos contra ella, finalizando el viacrucis de denuncias con otras dos denuncias por malos tratos físicos y psíquicos hacia nuestros hijos.

Todas las denuncias interpuestas por Dña. Marta Vázquez Guzmán contra usted fueron archivadas en los juzgados de Ourense por inexistencia de prueba y falta de delito...

Sí, pero esas falsas denuncias que le sirvieron a Dña. Marta para aprovecharse de los beneficios de la LIVG y perjudicar no solo a mí sino a mis dos hijos de 7 y 9 años de edad. Nuestros hijos no cesaban de pedir auxilio a raíz de los malos tratos psicológicos y físicos que recibían de manera continuada a manos de su madre y familia nuclear materna.

¿Qué consecuencias tienen esas falsas denuncias?

Como consecuencia de las denuncias de falsos malos tratos que interpone mi ex mujer contra mí, en vez de celebrarse el juicio primigenio en un juzgado de familia, que es donde se debería haber celebrado, a caballo de la LIVG logra que se acumulen todas las denuncias y se trasladen a un juzgado de violencia de género, donde desde el primer segundo mis hijos pasan de ser víctimas a ser ignorados y yo paso de ser denunciante a denunciado y posible maltratador.

En el Juzgado de Violencia de Género asume el caso el Jefe de Fiscalía de Violencia de Género D. Julián Pardinas Sanz, persona públicamente unida al Partido Popular, e íntimo amigo de la familia materna y en especial de D. Amador Vázquez Vázquez (abuelo materno, Ex Senador del Partido Popular por Ourense y actual Alcalde del Partido Popular de Vilamarín en Ourense).

¿A qué personas ha denunciado usted por maltratar a sus hijos?

A Dña. Marta Vázquez Guzmán (madre de los niños, Docente CIFP en A Carballeira en Ourense y Secretaria de Organización de ANPE en Ourense), Dña. María José Guzmán A. (abuela materna), D. Marcos Vázquez Guzmán (tío materno, Teniente Alcalde del Partido Popular de Vilamarín en Ourense, Tec. Sup Prevención de Riesgos Laborales de la Diputación de Ourense).

¿Qué sucede con estas denuncias?

Son todas archivadas. Se obvian contundentes pruebas que demostraban los malos tratos que habían sufridos los niños a manos de su madre y familia nuclear como fueron los informes médicos de urgencias en donde constan eritemas, mordiscos, patadas, pellizcos, ataques de ansiedad, taquicardias, uñas clavadas en el sobaco, vejaciones verbales y amenazas, informes pediátricos, informes psicológicos y grabaciones de audio.

¿Qué sucede después?

Acto seguido y como golpe de efecto el Fiscal, D. Julián Pardinas, deriva a los niños al equipo Psicosocial del IMELGA de Ourense instando a que se valoren las declaraciones de los niños, prejuzgando por anticipado como así consta en autos que los niños mienten, fabulan y únicamente suplican auxilio a tenor de las fobias de su padre. Añadiendo que es el padre la persona que presuntamente está ejerciendo un SAP sobre los niños en contra de su madre.

¿Cuáles fueron las conclusiones del IMELGA?

En una única entrevista con mi hijo de 9 años de 50 minutos y con el pequeño de 7 años de 30 minutos, saltándose todo protocolo de actuación en la peritación infantil sobre abusos y malos tratos, sin ningún tipo de prueba técnica objetivada, sin realizar ningún test de veracidad o cualquier otro tipo de test o pauta recomendada por la Guía de Buenas prácticas de Psicología en la cual se apoyan los equipos que investigan y peritan abusos o malos tratos infantiles, el Equipo Psicosocial del IMELGA adscrito a los juzgados de Ourense da luz verde a las cábalas del Fiscal y determina que los niños mienten, rematando que es el padre la figura tóxica que alienta esta situación.

El Equipo Psicosocial del IMELGA de Ourense rinde esta peritación sorteando todas las pruebas objetivas médicas y técnicas presentadas por mi parte en favor de mis hijos, cotejadas por el secretario del juzgado, que corroboran que los niños dicen la verdad y que viven en una situación de absoluta indefensión física\psíquica tanto con su madre como dentro de su entorno materno.

¿Informó al juzgado sobre la peligrosa credibilidad del informe del IMELGA?

Por supuesto, en el plazo de alegaciones a través de mi abogada, dicho informe es de inmediato impugnado con tres contra informes periciales ante los juzgados de Ourense por adolecer de innumerables carencias técnicas, por ser sesgado y estar totalmente viciado en forma y fondo.

Acto seguido denuncio a las dos técnicas que rindieron tal informe de manera negligente (la trabajadora social Montserrat Rodríguez Rodríguez y de la Psicóloga Ana Esther Lamas Tizón), a las cuales se les pide inhabilitación para cargo público, responsabilidad patrimonial y cárcel por FALSIFICACIÓN DE DOCUMENTO PÚBLICO y MALA PRÁXIS. Proceso judicial abierto.

¿Ante qué Entes Públicos manifestaron sus hijos malos tratos?

Ante Protección de Menores de Ourense, el Equipo del Grupo de Orientación Familiar de Ourense, el Punto de Encuentro Familiar de Ourense, departamentos pertenecientes a la Xunta de Galicia,  ante agentes de la Policía Nacional y Policía Autonómica Gallega.

¿Qué ayudas obtuvieron sus hijos desde entidades especializadas en la protección del menor?

Tanto en Protección de Menores de Ourense como desde el equipo del Grupo de Orientación Familiar de Ourense lejos de velar por el interés superior del menor y blindar su seguridad, menospreciaron la información brindada por mis hijos y mandaron callar a mis niños cada vez que relataban las vivencias padecidas tanto con su madre como con su familia materna y obligándolos a que cesasen de decir tales vivencias, advirtiéndolos de que si o si tenían que querer y vivir con su madre.

¿Qué ocurrió finalmente?

Se inicia un proceso de desprestigio ante las declaraciones de los menores, literalmente se intenta tapar sus voces y obviar las pruebas que corroboran sus verdades. Y como último acto de tortura, el Fiscal D. Julián Pardinas Sanz en el despacho de la Jueza de Instrucción número 3 de Ourense, Dña. Eva Armensto, amenaza a los dos niños y los advierte, cita literal “que van a ir con su madre SÍ o SÍ, por la buenas o por las malas, que están manipulados por su padre y que de no obedecer los internará o bien en una familia de acogida o en un Centro de acogida”. La respuesta de los dos menores de 9 y 7 años es contundente, “Preferimos vivir en una casa de acogida que con MARTA (su madre)”. Existe prueba de dicha información.

Las amenazas del Fiscal se hicieron efectivas meses después y apoyado por la Jueza sin previo informe técnico que lo respalde o aconseje de manera absolutamente unilateral esta ordena el INTERNAMIENTO y la INCOMUNICACIÓN de los dos menores en un Centro de Acogida hasta que se sometan al dictamen de la madre, lugar donde a fecha de hoy siguen INTERNADOS y AISLADOS, lejos de su familia, amigos, colegio, allegados y seres queridos.

Pero la cosa no acaba aquí...

D. Julián Pardinas, el Jefe de Violencia de Género de Ourense cuando toma declaración en el Centro de Acogida a mi hijo mayor este año, ya cumplidos los 12 años, como así consta en la transcripción que realiza el Secretario del Juzgado, delante de la Jueza del caso Dña. Eva Armesto, nuevamente amenaza y amedrenta una vez más a mi hijo cuando declara las razones por las cuales Él y su hermano quieren vivir conmigo.

El Fiscal lejos de velar por el interés superior del menor y el bienestar de mis hijos le responde que hasta que admita vivir con su madre jamás saldrá del Centro de acogida.

Actualmente los dos niños siguen aislados e incomunicados en el Centro de Acogida hasta que cesen en sus gritos de auxilio y se sometan absolutamente al dictamen de su madre.