Pedro Sánchez ha incidido en que existe un "riesgo real" de regresar al pasado, aunque también ha añadido que, si el PSOE se moviliza, la derecha "no va a poder frenar la ola de ilusión" y podrá "moldear" el futuro.

Sánchez, quien ha criticado que PP y Ciudadanos abracen "argumentos de la ultraderecha" que estaban superados, como la homofobia, el derecho de las mujeres a elegir cuando ser madres o la lucha contra la violencia de género como lacra social, se ha comprometido a mejorar la financiación local y autonómica de las comunidades más despobladas y sacar adelante, si gobierna, una ley de eutanasia para una muerte digna.