Pablo Iglesias e Irene Montero mucho se ha especulado desde que su relación salió a la luz. Criados en el madrileño barrio de Moratalaz, la portavoz de Podemos en el Congreso de los Diputados y el secretario general de la formación se conocieron «trabajando juntos» en Vallecas. A partir de 2014 comenzaron a coincidir en los platós de Tele K, donde Montero acudía como representante de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). Por aquel entonces era Tania Sánchez la mujer con la que Iglesias mantenía una relación sentimental. Antes de romper en 2015, Tania y Pablo compartieron piso en Rivas y ella se pasó a las filas de Podemos, en un polémico fichaje. En 2016, Irene Montero y Pablo Iglesias comenzaron a salir. Al inicio de su relación, algunos miembros del grupo parlamentario vieron en su noviazgo el motivo de la fulgurante carrera de Irene Montero dentro de la formación morada.