En este comunicado:

La FNFF condena la profanación de cualquier sepultura, sea de quien sea, independientemente de que la FNFF esté más o menos alejada de la ideología, de las ideas políticas y de las acciones en vida de la persona cuyos restos mortales estan alli sepultados.

Nos apena el guerracivilismo impulsado por los últimos gobiernos socialistas, que han hecho que la Paz de los muertos, de todos los muertos, los de uno y otro lado, se vea alterada.

A los muertos hay que dejarlos en paz.

Lo que la FNFF no dice porque no puede decirlo es que este fin de semana se han profanado las tumbas de los Caídos de la División Azul y nadie se hizo eco del hecho y es probable una acción/reacción, muy parecida a la acción/reacción que había en la II República.

Mal camino llevamos y este Viernes Consejo de Ministros con la profanación de la tumba de Franco