Como ves, a todas las mujeres nos ha ocurrido esta situación y, la verdad, a todas nos ha puesto demasiado nerviosas. ¿Por qué tanto nerviosismo? Fácil, porque aún no hablamos con naturalidad de la menstruación, porque nos da vergüenza tenerla y que los demás se enteren o sencillamente porque seguimos pensando que se trata de algo sucio.

 

¿Qué pasos debemos de seguir entonces?

 
  1. Sé consciente de si es probable o no que llegue pronto tu primera regla o, si no es la primera, aprende a estimar más o menos cuando llegará tu siguiente periodo. Para aprender sobre el primer punto te dejo mi vídeo “síntomas de la llegada de la primera menstruación” y, sobre el segundo, mi vídeo sobre “cómo son los ciclos menstruales”.
  2. Si todo apunta que sí o si simplemente quieres ser precavida incluye siempre en tu bolso o mochila una compresa. Si estás muy segura y saber cómo colocarlos bien también podrías optar por un tampón o una copa menstrual, aunque generalmente los nervios solo nos permiten optar por la primera opción, más fácil para salir del paso ese día.
  3. No te cortes en pedir permiso a tu profesor para salir. Las chicas a veces necesitamos ir al baño por higiene y es nuestro derecho estar cómodas en clase sin mancharnos…¡otra cosa es echarle morro para perder tiempo de clse!
  4. Recuerda que a todas nos ocurre esto y por ello es totalmente natural, quien no es natural es quien piensa todo lo contrario.