Jorge Verstrynge Rojas, politólogo y geopolítico, es Profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid. Se declara proteccionista, estatalista, y admirador de De Gaulle, Robespierre y Hugo Chávez.

 

Es contrario a la inmigración descontrolada, ya que entiende que esta beneficia al capitalismo al contribuir a la reducción de los salarios debido a la mayor abundancia de mano de obra barata. En esta entrevista analiza varios temas de interés, desde el Brexit hasta la exhumación de Franco, pasando por su giro ideológico y su afinidad a Podemos.

 

¿Cómo valoró en su momento la salida de Inglaterra de la Unión Europea?

 

Inglaterra era el portaviones de Estados Unidos en la Unión Europea, por eso De Gaulle vetó varias veces su entrada y hubo que esperar a que se muriera. En ese momento Pompidou traicionó y permitió su entrada. ¿Qué ha hecho Inglaterra, Gran Bretaña, desde entonces? Literalmente cargarse lo que era la unión europea originariamente. En sus orígenes el Mercado Común era una idea de espacio libre hacia dentro protegido hacia fuera. La labor destructiva que hicieron los británicos fue convertirla en un espacio libre hacia dentro y libre hacia afuera. Y entonces, con la complicidad de muchos gobiernos continentales, transformaron la Unión Europea en el mercado más libre y más abierto del planeta.

 

Y usted, ¿está en contra de este mercado libre, de este capitalismo salvaje?

 

Claro y hay que tener en cuenta otros factores. Por ejemplo la desaparición de la U.R.S.S. hace que se produzca un nuevo cambio en la Unión Europea, que originariamente no era ni capitalista, ni comunista. Eso es lo que gana el capitalismo. Por lo que es una forma de desvirtuar un proyecto, que originariamente era un buen proyecto y que ahora es un desastre. Por eso ahora a los ingleses les interesaba salir e hicieron bien. Lo que le has incitado sobretodo para irse es el tema migratorio.

 

El capitalismo salvaje tiene consecuencias sociales hacia las clases menos favorecidas...

 

Claro, el proceso de mundalización como tal es el capitalismo salvaje, es la guerra de todos contra todos. Y en esa guerra los que primero caen son los débiles y los que prevalecen son los fuertes, los ricos.

Entrevista-Jorge-Vestringe-Ciencias-Politicas_2030812561_6423836_1300x731

A mucha gente le sorprendió su evolución política desde el Partido Popular a Podemos, ¿cómo fue ese proceso?

 

Yo me metí en política para ayudar a la gente. Cuando me di cuenta de que el partido en el que estaba, el PP, no ayudaba a la gente sino a los ricos, mandé el partido a hacer gárgaras. En cuanto a Podemos conozco bien al líder, Pablo Iglesias. Fue alumno mío y hay sintonía,  a pesar de que yo no estoy de acuerdo en todo con ellos. Por ejemplo en temas migratorios yo soy muy reacio y ellos no, son jóvenes, son generosos. Algún día se dará cuenta de que la inmigración es una bomba de relojería, que ya ha estallado y va a dictar la política europea y de Estados Unidos en los próximos 30 años. Yo nací en un país musulmán y se que los musulmanes son personas muy tratables. Lo único que piden es tratarles con dignidad, pero no te creas que a los musulmanes les agrada mucho la idea de estar de pedigüeños en Europa, tienen su orgullo y no han nacido para se mendigos. Si te fijas hay muy pocas personas musulmanas por ejemplo de camareros. Es un rasgo de su carácter. A mí me me trataron maravillosamente bien.

 

¿Podemos defiende la ideología comunista, que ha sembrado de muertes el siglo XX?

 

No defienden ninguna ideología comunista, eso es una cosa que dice la derecha, pero no es verdad. Eso es un arma que usan contra ellos porque algunos de ellos vienen de juventudes comunistas. Hay que decir que no son la mayoría. Es una artimaña y la gente no se lo cree.

 

¿Y lo de Venezuela tampoco se lo creen?

 

Eso es otra historia. Ellos defienden Venezuela porque es una forma de soberanismo y Podemos es soberanista.  Podemos, contrariamente a lo que dicen sus oponentes es nacionalista español y defiende la soberanía española. Se dieron cuenta que Chávez era, fundamentalmente, un soberanista. No están de acuerdo con muchas de las medidas económicas de Chávez, pero lo ven con simpatía, cuando está sitiado por Estados Unidos y por una oposición de derechas que es la más radical que yo he conocido. La derecha venezolana es terrorífica.

 

¿Qué se entiende por soberanismo?

 

Es la reivindicación de la soberanía nacional en primer lugar y después que el país sea independiente. Todo país que sea decente tiene que ser independiente y su pueblo mandar dentro de su propio país.

 

¿Llegando a la autarquía?

 

La autarquía no es posible, lo que si que es posible lo que en Venezuela llaman soberanía alimentaria. La forma más sencilla de someter a un país a la voluntad de un gobierno extranjero es que no sea independiente alimentariamente hablando. La independencia alimentaria es la base. Luego hay otras independencias (energética, militar...). Un país como España, que tiene bases extranjeras en su territorio, no es un país soberano. Por otra parte la soberanía ahora es indisociable de la bomba atómica.

 

Con Franco había más soberanía.

 

Pero no era una soberanía total porque Franco no le hizo caso a Carrero Blanco. Cuando Estados Unidos prohibió que los países comerciasen con Cuba, Franco se negó al embargo contra Cuba con la famosa doctrina Castiella. Carrero Blanco era el que dirigía la política nuclear española y se avanzó bastante en la fabricación de la bomba atómica, ayudados por los franceses y tuvimos una central nuclear, cuyos residuos permitían la elaboración de la bomba atómica, la central de Vandellós 1. La idea era que España fuese una potencia nuclear y Franco se acojonó y dijo a Carrero Blanco que parase esto porque los americanos estaban nerviosos.

 

¿Qué opina de la exhumación de Franco?

 

No se ha hecho bien. Habría que haberlo hecho con premeditación, alevosía y nocturnidad. El cadáver de Franco habría que depositarlo en un lugar y si la familia no lo recoge, se incinera y se tira a una ría gallega.

Jorge-Verstrynge-Foto-Stephane-Grueso_EDIIMA20170124_0851_20

Esto iría contra la ley, contra el Estado de derecho...

 

Yo no se lo que es el Estado de derecho. Yo escuché hablar a Franco tantas veces del Estado de derecho...Franco, el dictador, se hacía gárgaras con la expresión Estado de derecho, cuando fue una dictadura muy larga y sangrienta.