La Comunidad ha conseguido extender la señal de la televisión digital terrestre (TDT) a todos los puntos de la región, incluidas las localidades que hasta ahora no tenían acceso a la televisión pública por encontrarse en la llamada zona de sombra, es decir, sin cobertura de señal. Desde el pasado viernes, los 6.260 vecinos de nueve municipios de la Sierra Norte de Madrid que tenían problemas para recibir la señal pueden disfrutar ya en sus hogares de la TDT.

En concreto, las localidades a las que se ha extendido la cobertura de la señal digital son Horcajo de la Sierra, La Acebeda, Lozoya, Navalafuente, Olmeda de las Fuentes, Pinilla del Valle, Rascafría, Robregordo y Venturada.

 

La Ley General de la Comunicación Audiovisual establece únicamente una obligatoriedad de cobertura territorial y de población del 98% en el caso de los operadores públicos de televisión, ya sean estatales o autonómicos. La Comunidad de Madrid ya consigue que la señal de la televisión autonómica tenga una cobertura del 100% y llegue a todos los puntos de la región.

 

Mantenimiento de los repetidores


Hasta el momento del apagón analógico, en la Comunidad  la señal de televisión se distribuía, principalmente, desde Torrespaña o desde La Bola del Mundo, en Navacerrada. Tras la implantación de la TDT, la Comunidad  se hizo responsable de la instalación y del mantenimiento de repetidores que garantizaran la cobertura de la señal, y que ésta se recibiera con calidad, para toda la región.