Así lo asumen los juzgados contenciosos en sus fallos, en los que asumen que su «libertad de actuación y criterio no es posible», pues la resolución del Supremo, como órgano supeior, es la que «prevalece siempre».

 

El Supremo también había recordado que el derecho al sufragio pasivo es un derecho fundamental reconocido a todos los ciudadanos españoles, y que por tanto los tres aludidos conservan su derecho como tales.

Se podrá interponer recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional en el plazo de dos días, informa la sentencia.