Decimos bien...profanación si nos atenemos a la DRAE "Tratar sin el debido respeto una cosa que se considera sagrada o digna de ser respetada." o en su acepción segunda:"Dañar con palabras o acciones la dignidad, la estima y la respetabilidad de una persona o de una cosa, especialmente la honra y el buen nombre de una persona muerta".

Pues bien la profanación se producirá el Miércoles 23 entre las 9,30 y las 10,30 de la mañana en el Valle de los Caídos con la presencia de todos sus familiares y el abogado de la familia Luis Felipe Utrera-Molina Gómez y de la Ministra de Justicia como notaria de la mayor infamia de la democracia, tras soltar a todos los etarras en la amnistía de 1977.

De ahí será trasladado en helicóptero a un cuartel de El Pardo, que según ha podido saber el Correo de Madrid será del Rey, de la Guardia Real. 

Ahí el cadáver, junto a los dos familiares que se trasladen en el helicóptero, más la Ministra de Justicia esperaran al resto de familiares que llegarán en 3 microbuses desde el Valle de los Caídos. Una vez se produzca el reencuentro de las dos comitivas, ahora sí, en coche fúnebre recorrerán los 2 kms que lo separan del cementerio de Mingorrubio, para una vez allí llegar a la cripta en donde será inhumado el anterior Jefe del Estado.

Según ha podido saber El Correo de Madrid no se permitirá el acceso al cementerio a los seguidores que acudirán a presenciar la inhumación y solo será el párroco Ramón Tejero, junto a los familiares y al Gobierno, los que tendrán acceso a la cripta.

Los seguidores que seguramente acudirán a Mingorrubio será a la puerta del cementerio donde tendrán que dar su último adiós a Franco.

Parece ser que son numerosos los seguidores del Caudillo los que tienen pensado acudir a esta cita, para ellos la última y según ha podido saber este medio, los hoteles de El Pardo están al 90% de las reservas entre el Martes y el Miércoles.